Últimas Noticias Logo

Caracas, 20/10/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Ramón Guillermo Aveledo De punta a punta

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 5 (1 voto(s))

 

RAMÓN GUILLERMO AVELEDO | 03/07/2012 06:51:28 p.m.
De punta a punta
El inicio de la campaña formal de Capriles Radonski, la etapa que comenzó el 1° de julio, tuvo un significado especial
El mensaje es el que trae desde el primer día porque es su convicción profunda y la razón de ser de la Unidad: unir a Venezuela y gobernar para todos por igual, sin divisiones, exclusiones ni discriminaciones. El escenario, en sí mismo, fue simbólico: la comunidad pemón de Kumarakapay en Guayana y, al atardecer, el barrio Nazareth, con los wayuu en la Guajira. La geografía de punta a punta para dejar claro a todos su compromiso con todos, en particular con aquellos más olvidados, los de los rincones más remotos de nuestra patria. 

A Santa Elena de Uairén llegó volando sobre el Oriente desde Margarita. Allí había oído misa el sábado en el Valle del Espíritu Santo, ante la Virgen marinera de su devoción, para emprender el peregrinaje de encuentro entre los venezolanos en un progreso verdadero que traiga prosperidad y justicia. Una hora de carretera, tras superar algunos inconvenientes politiqueros porque a activistas del oficialismo los mandaron a levantar alcantarillas para que no pasara su caravana. El mitin se realizó casi a mediodía con el Roraima como telón de fondo. En la conmovedora belleza de la Gran Sabana. La comunidad se volcó entera a recibirlo y escucharlo.

De Santa Elena hasta Maracaibo. Volamos sobre Bolívar y su soberbio Orinoco, Apure, Portuguesa, Barinas, los Andes, hasta entrar en el Zulia. Como la carretera era obstruida por el oficialismo intolerante, la distancia se cubrió por el Lago de Maracaibo, para llegar en lancha y entrar a Belén, municipio Mara, capital San Rafael del Moján, en peñero, y bajarnos en los palafitos del barrio Nazareth, donde en la orilla lo esperaba una multitud alegre y sonaba el chimbangle de San Benito.

Trabajar sin descanso, teniendo en mente que el gobierno presidido por él se justifica en la voluntad de abrir oportunidades para aquellos compatriotas más preteridos, más pobres, más marginados de la vida nacional. De Sur a Norte, un solo compromiso. Para Capriles, la campaña no es festival de promesas ni fiesta de disfraces que cambian según el auditorio. Es la oportunidad de recuperar el valor de la palabra empeñada, de transmitir un compromiso de unión, de paz, de progreso. Porque, como lo afirmó sin miedo: “No es el Presidente el que dice quiénes son los venezolanos, son los venezolanos los que dicen quién es el Presidente”. 

Secretario de la MUD


 
Últimos artículos

Publicidad



Publicidad