Últimas Noticias Logo

Caracas, 19/04/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Ramón G. Aveledo Periódico de ayer

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

RAMÓN G. AVELEDO | 26/06/2012 07:14:16 p.m.
Periódico de ayer
El Presidente y candidato lanzó su Misión A Toda Vida, para atacar el gravísimo problema de la violencia e inseguridad de los venezolanos
Es muy positivo que al Gobierno le preocupe el tema que, desde hace tiempo, es la mayor preocupación de casi todos los venezolanos de todos los sectores. Aunque sea obvia la vinculación con el hecho de que Capriles asumió su compromiso con el Plan Seguridad para Todos por Igual el 29 de mayo y, por supuesto, tenga que ver con otra experiencia vivida: las misiones nacen en vecindad electoral. Claro que llama la atención que el 13 de enero, durante su mensaje a la Asamblea, el Presidente había anunciado la Gran Misión Seguridad, y de ella sólo se volvió a saber a la semana, cuando el ministro El Aissami explicó que tendría siete ejes. Más nada. 

Si con anunciar planes y prometer se resolvieran los problemas, seríamos el país más seguro del mundo en vez de ser uno de los diez más inseguros. 

En 1999, lanzaron el Plan Dignidad Carcelaria para el desarme en las prisiones, y el Plan Nacional de Seguridad Ciudadana. En 2001 dos más, el Estratégico de Prevención de la Violencia y el Plan Confianza. En 2002 un Plan Nacional de Desarme y un Piloto de Seguridad. Caracas ha tenido la Misión Caracas de 2006, Caracas Segura y Ruta Segura de 2008, Autopista Segura, Noche Segura y el Operativo Madriguera, de 2010. Además se anunciaron el Plan Estratégico Nacional de Convivencia y Ciudadanía de 2006, el de Control de Armas en 2007, el Dibise en 2010, y tres en 2011: Madrugonazo al Hampa, Operación Cangrejo y Guardia del Pueblo. 

Tienen una Ley de Coordinación de Seguridad Ciudadana desde 2001, pero no la aplican. Han reformado seis veces el Copp desde 1999. 

Se desconoce si esos planes se han cumplido, o siquiera evaluados. Aumentan los homicidios, los secuestros, el tráfico de droga, los robos, los hurtos. Sigue la angustia en los hogares. Matan un venezolano cada media hora, la mayoría jóvenes, pero las detenciones por homicidios son la mitad de lo que eran. Secuestran a un compatriota cada ocho horas. Cuatro de cada diez delitos no se denuncian por desconfianza en las autoridades. Para ocho de cada diez de nosotros, es el principal problema. Para el Gobierno no es para tanto, porque es un “fenómeno mundial”.

Un resultado es obvio. Gracias a la indiferencia y a las equivocaciones de este gobierno, más de ciento cuarenta mil corazones venezolanos han dejado de latir por la violencia. Este gobierno, diría Héctor Lavoe, es un periódico de ayer. 

Secretario de la MUD

 

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad