Últimas Noticias Logo

Caracas, 23/04/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Politikom ¿David contra Goliat?

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 5 (1 voto(s))

 

POLITIKOM | 30/06/2012 08:53:45 p.m.
¿David contra Goliat?
En la reunión de los rectores del Consejo Nacional Electoral con representantes de medios impresos, realizada el pasado viernes, la presidenta del ente, Tibisay Lucena, formuló votos para que esta fiesta termine en paz y el 8 de octubre los venezolanos podamos estar serenos y aceptar los resultados de la mayoría
Creo que es un deseo loable y todos lo compartimos, pero, también sabemos que esta campaña que se inicia hoy, es de todas todas definitoria. 

Al final, si gana el presidente Chávez significará la consolidación del modelo socialista que ha planteado, y si el triunfo es de Capriles Radonski, puede significar que deberá continuar con algunas de las políticas actuales, especialmente las misiones, porque, que se vea, no hay manera de garantizar gobernabilidad sin un fuerte programa social. 

No obstante las normas establecidas en el Reglamento General de la Ley de Procesos Electorales publicado en la Gaceta Electoral del pasado jueves 28 de junio, la experiencia indica que el Gobierno echará mano de todas las ventajas habidas y por haber para sostener su ruta hacia la victoria. El uso de los recursos públicos, la doble promoción de gestión y propaganda (con cadenas, cuñas y movilizaciones) es muy probable que sea la constante. Ya lo hemos visto en otras ocasiones. Si a ello sumamos que el Gobierno ha invertido ingentes cantidades de dinero en las Grandes Misiones y tiene los anaqueles, si no llenos, al menos no tan vacíos como ocurrió en 2007; además de que el Presidente está adelante en intención de voto según la mayoría de las encuestas publicadas, podemos aceptar la comparación de algunos en el Comando Venezuela, según la cual esta es una lucha de David contra Goliat. 

Pero, como reza el dicho, no hay peor diligencia que la que no se hace. Henrique Capriles Radonski siempre ha sido subestimado como candidato. Y siempre ha metido el gol. Lo hizo frente a los partidos tradicionales; lo hizo frente a Diosdado Cabello y ahora tiene el arco más grande que se haya propuesto. ¿Lo hará? La duda inyecta emoción a la campaña electoral. 

Mientras Chávez inicia hoy con una emulación de la épica que selló la independencia venezolana, Capriles Radonski va a dos extremos de Venezuela, justo donde hay menos votos; pero, al parecer, seguirá sacando ventaja a su capacidad de movilizarse, frente al Presidente que debido a su situación de salud debe ser muy cuidadoso con los movimientos que haga.
HCR, además, viene de realizar casa por casa, mítines y seguirá recorriendo el país tratando de convencer que voten por él; Chávez, desde que se inscribió el pasado 11 de junio, ha estado más activo, pero no en actos netamente proselitistas sino de gestión. Ahora debe seguir respondiendo en este aspecto y convocando a todos aquellos que han sido beneficiados o están por serlo. También, claro está, a todos quienes le siguen sin pedirle nada a cambio. 

¿Qué podemos esperar?

¿Qué podemos esperar de esta campaña? Me parece que un despliegue extraordinario de fuerzas físicas e intelectuales para arrimar ese segmento que algunos tildan de no alineados; una retórica que, dependiendo de las reacciones, será dura por un ratico y blanda por el otro, y mucho uso de las técnicas de mercadeo político, tanto de parte del Gobierno como de la oposición. Creo que serán 96 días de mucho suspenso; pero yo, al igual que la mayoría de este país, confío en que esta parranda terminará definitivamente en paz.


 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad