Últimas Noticias Logo

Caracas, 30/09/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Maryclen Stelling Quedarse pegados

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

MARYCLEN STELLING | 21/06/2012 07:00:52 p.m.
Quedarse pegados
No es poco lo que está en juego en esta campaña electoral, y por ello se repiten con preocupación las interrogantes tradicionales: ¿Qué define el voto de los ciudadanos? ¿En qué medida influyen las campañas electorales en el comportamiento electoral?
Si bien es cierto que oposición y Gobierno gozan de una importante y leal base electoral, también lo es que hay un significativo sector, suerte de electorado golondrina, que migra de elección a elección de acuerdo con las posiciones de los candidatos frente a temas específicos (inseguridad) o coyunturas (Reforma Constitucional, 2007), gestión y trayectoria, además del carisma y la capacidad oratoria.

El gran reto de las campañas es el monitoreo de los efectos específicos en el voto (activación, reforzamiento y conversión), al igual que la dinámica radiografía de los indecisos y la subsiguiente estrategia para activar sus predisposiciones. Fenómeno que incide en la vital importancia que asignamos a las campañas electorales (mercadeo político), los sondeos (democracia de opinión) y los medios de comunicación (mediocracia) en tanto canales que nutren al electorado y, en teoría, le permiten diferenciar a los candidatos, sus propuestas, a configurar el mapa político y, finalmente, su voto. 

¿Qué nos ofrecen ambos candidatos? ¿Estrategia política, comunicacional y publicitaria, en la que descansa el mercadeo político de cada uno? No vamos a ahondar en el contenido, más bien señalaremos algunas ausencias y deficiencias.
Avizoramos una contienda que descansa en la teoría del “gran hombre” –habilidades y cualidades personales– en detrimento de una sociedad democrática, participativa y protagónica. Nos preocupa el vacío político ideológico en contraste con el énfasis en una oferta asistencialista y pragmática. Denunciamos la perversa dependencia de los sondeos de opinión y de los medios de comunicación social, absolutamente plegados a las dos fuerzas políticas. La oferta parece entonces reducirse a un conjunto de tópicos, temas, hechos e historias que han calado acríticamente en la ciudadanía, constituyendo una suerte de “sentido común” del electorado.

La madurez del electorado venezolano amerita una confrontación de mayor profundidad político-ideológica. No podemos quedarnos pegados en las etiquetas, los estereotipos, en la simple y banal descalificación del contrario.

Socióloga/Profesora de la Ucab

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad