Últimas Noticias Logo

Caracas, 16/04/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Maryclen Stelling Juegos de guerra

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

MARYCLEN STELLING | 13/07/2012 12:29:33 a.m.
Juegos de guerra
La campaña electoral ha acrecentado la guerra mediática que hemos abordado en trabajos anteriores.
Y ello nos ha impulsado a releer Juego de guerra. La información y la guerra, de Dominique Walton, en la cual aborda críticamente la cobertura periodística de la guerra del Golfo. 

Walton afirma que durante la guerra del Golfo tuvo lugar un flujo informativo continuo, que produjo una suerte de saturación informativa que, a su vez, generó en los receptores la sensación de que no se comprendía mejor la situación ni se sabía lo esencial de lo que realmente ocurría. Pone especial interés en las cadenas especializadas, de información continua, tipo CNN, que, en su opinión, se ven en la necesidad de ganar constantemente la atención e interés del público acentuando una visión dramática de la información y creando un enfoque desproporcionado de la realidad.

Asegura que, aun cuando en dicha guerra pareció haber ocurrido "la victoria de la información", ello se tradujo paradójicamente en una saturación, en un rechazo de la información-espectáculo. Los excesos y los límites de los medios se mostraron de manera patente al público que les reprochaba a los periodistas el que confundieran sobremediatización con información.

Por su parte, la prensa creía que realizaba su ideal profesional y cumplía lo mejor posible su misión de información. Sin embargo, en el caso específico de la guerra, el público les recriminó a los periodistas que carecieran de distancia frente a los acontecimientos y los acusó de ahogarlos en un flujo ininterrumpido de imágenes, informaciones y rumores.

Walton levanta varias conclusiones. En primer lugar, sostiene que el público es mucho más inteligente de lo que creen aquellos que hablan en su nombre. Y de allí que en la guerra del Golfo rechazara la información-espectáculo, aun cuando continuaba informándose dada la gravedad de la situación. Así, ese mismo público puso a los medios en su lugar. En segundo lugar, afirma que las cadenas especializadas fracasaron en el fin que persiguen, informar. La desproporción que establecieron redundó en una sobrevaloración de su campo en relación con los demás aspectos de la realidad, provocando inconvenientes más graves que las carencias informativas que pretendían resolver. 

Socióloga y profesora de la Ucab

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad