Últimas Noticias Logo

Caracas, 31/07/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Maryclen Stelling Basta de rodeos

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

MARYCLEN STELLING | 08/07/2011 09:27:46 a.m.
Basta de rodeos
Dos hechos aparentemente sin relación alguna nos conminan a reflexionar crítica y profundamente sobre el país y el rumbo del proceso bolivariano: los sucesos del Rodeo y la salud del Presidente de la República
Dos hechos aparentemente sin relación alguna nos conminan a reflexionar crítica y profundamente sobre el país y el rumbo del proceso bolivariano: los sucesos del Rodeo y la salud del Presidente de la República.

La salud del Presidente y líder indiscutible de un proceso de cambio a "medio camino", dispara las alarmas. Tres momentos claves van desnudando la necesidad de abordar sin rodeos este asunto.

La primera etapa, una inesperada operación en La Habana y un silencio informativo que da pie a innumerables rumores: desde un envenenamiento hasta un cáncer inducido por un planificado ataque bacteriológico, expresión de una silenciosa guerra de cuarta generación. En consecuencia, se acrecienta el peso de los medios de comunicación, y los de oposición le dan un toque apocalíptico a las reseñas sobre la salud del Presidente.

Un país expectante se debate entre sentimientos encontrados: para unos, miedo en tanto previsión indeseable sin confirmación; para otros, el triunfo, una previsión deseable finalmente realizada por la vía de la enfermedad. Se comienza a pensar en un país sin Chávez, y bajo la desinformación las fuerzas políticas realizan unos primeros movimientos. Se habla de luchas en el Psuv. Se discute la legalidad y se realizan lecturas contradictorias del texto constitucional. Se acusa al Gobierno de diseñar una estrategia para beneficiarse electoralmente de la enfermedad del Presidente y de alimentar los rumores porque "mientras más mal se vea, más mágico será su regreso".

En un segundo momento, "¡Por ahora y para siempre, viviremos y venceremos! ¡Hasta el retorno!", el propio Presidente informa al país sobre su salud. Habla desde el amor, desde la historia, desde lo sacro y lo profano, desde el abismo y la luz. El país sorprendido observa a un Chávez humano, mortal "…dando la batalla que la vida me ha puesto por delante". Es la previsión indeseable realizada. Un país descolocado y en orfandad política, sean seguidores u opositores. Un país con dos rostros: tristeza infinita ante la posible pérdida de un sueño, de un proceso revolucionario y hasta del mismísimo líder. El rostro del revanchismo se solaza ante una enfermedad que podría resolver la espera de 12 años.

La tercera etapa, el inesperado retorno y la promesa de que "Esta batalla también la ganaremos". Momento político que amerita todo nuestro apoyo y nos recuerda que la revolución no es un solo hombre, es de todos y todas.

maryclens@yahoo.com

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad