Últimas Noticias Logo

Caracas, 23/10/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Juan Páez Ávila Paraguay hoy

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

JUAN PÁEZ ÁVILA | 26/06/2012 06:27:49 a.m.
Paraguay hoy
La destitución del presidente Fernando Lugo por el Congreso de su país, con estricto apego a lo establecido en la Constitución Nacional de Paraguay, aceptada por él bajo protesta porque considera que se ha afectado la democracia paraguaya, ha sido rechazada por varios presidentes latinoamericanos, quienes señalan que no se respetó el debido proceso
La destitución del presidente Fernando Lugo por el Congreso de su país, con estricto apego a lo establecido en la Constitución Nacional de Paraguay, aceptada por él bajo protesta porque considera que se ha afectado la democracia paraguaya, ha sido rechazada por varios presidentes latinoamericanos, quienes señalan que no se respetó el debido proceso y se realizó un juicio en pocas horas que no le dio oportunidades al mandatario destituido de reflexionar en profundidad acerca de su defensa, protesta que los coloca a casi todos como verdaderos campeones del Estado de Derecho, especialmente a quienes tienen presos a los que se les ha violado, precisamente, el debido proceso.

Mientras el ex Presidente Lugo llama a sus partidarios a manifestar pacíficamente en defensa de sus derechos ciudadanos, algunos gobernantes hispanoamericanos y sus voceros se movilizan por el continente para sancionar al gobierno interino nombrado por el Congreso de Paraguay, y por la iracundia de sus acusaciones, pareciera estarse preparando para sancionar a ese pequeño país decretando un bloqueo económico, seguramente más severo que el que el Imperio mantiene contra Cuba, y contra el que protestan a gritos estos mismos gobernantes que, en el caso paraguayo lo que ven es el peligro que corren en sus países si funcionara la independencia de los Poderes Públicos.

Afortunadamente para el pueblo paraguayo, que sin duda alguna sería el castigado por los posibles gobernantes bloqueadores de su pequeña economía, el Imperio y la Unión Europea llaman al diálogo y a buscar soluciones pacíficas en el marco de la Constitución del Paraguay. Someter al sufrimiento sin límites, al hambre y a la mendicidad, como dicen que pasa en Cuba, a un pueblo porque su Congreso electo democráticamente, en el que están representadas todas las tendencias políticas, incluyendo la del ex Presidente Fernando Lugo, tomaron una decisión en pocas horas de destituir constitucionalmente al primer Magistrado, no tiene otra explicación lógica y elemental que los presidentes que defienden a Lugo se defienden a sí mismos, y no a la democracia, y menos a la población paraguaya.

Hoy, Paraguay atraviesa un momento difícil y requiere la colaboración pacífica de sus vecinos, que deberían actuar pensando, primero, en el diálogo, y luego en estimular a que los propios paraguayos encuentren la solución.

Periodista

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad