Últimas Noticias Logo

Caracas, 28/07/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Juan Páez Ávila La soberanía alimentaria

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

JUAN PÁEZ ÁVILA | 01/04/2011 09:01:57 p.m.
La soberanía alimentaria
Desde los primeros años de su gobierno, el comandante Presidente viene hablando de la necesidad de garantizar la soberanía alimentaria de los venezolanos, lo cual significará que en el país debería producirse si no el 100% de los alimentos, por lo menos el 70 u 80% de los que consumimos en todo el territorio nacional.
Desde los primeros años de su gobierno, el comandante Presidente viene hablando de la necesidad de garantizar la soberanía alimentaria de los venezolanos, lo cual significará que en el país debería producirse si no el 100% de los alimentos, por lo menos el 70 u 80% de los que consumimos en todo el territorio nacional, pero las mismas estadísticas oficiales publicadas tanto por el Ministerio de Agricultura y Tierras como las del Banco Central, indican que estamos importando precisamente 70%, lo que reduce la producción nacional a 30%.

Este alto porcentaje de importación de alimentos refleja el fracaso de la política agropecuaria que debió ejecutar el ministerio creado para tales fines, cuyos titulares se han dedicado la mayor parte del tiempo que han estado al frente de ese despacho, a invadir fincas productivas, que a los pocos meses son abandonadas y dejan de producir, lo que hace imposible cumplir con la meta de la soberanía alimentaria.

Esto se refleja con más claridad en las consecuencias que ha traído la expropiación de más de 3 millones de hectáreas, que aunque la llamen rescate de tierras o lucha contra el latifundio, los resultados han sido catastróficos porque no están en producción sino unas 100.000 hectáreas.

Y lo más grave es que no se ha ejecutado ninguna lucha contra el latifundio, con lo cual todo el mundo estaría y está de acuerdo, porque sería transformar tierras abandonadas en tierras productivas, con lo que sí hubiese aumentado la producción. Lo que se ha hecho es destruir miles de fincas productivas y favorecer la importación de alimentos, cosa que se ha podido hacer por los altos precios del petróleo, pero que sólo beneficia a los países que nos venden los alimentos.

De allí que no sólo estamos muy lejos de lograr la soberanía alimentaria, sino también que vamos camino a una mayor dependencia de los países productores, si el Gobierno no cambia la política de invasiones de fincas productivas, por apoyo a la propiedad privada de los trabajadores del campo, y se dedica a poner en producción millones de hectáreas que hacen del Estado el primer y gran latifundista de la nación, única manera de evitar la importación y el alto costo de los alimentos, cuestión que constatan todos los días las familias que van a los mercados.
Periodista

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad