Últimas Noticias Logo

Caracas, 22/11/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Juan Páez Ávila Globovisión

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

JUAN PÁEZ ÁVILA | 03/07/2012 07:36:48 a.m.
Globovisión
El presidente Hugo Chávez no se atrevió a intervenir y sacar del aire a Globovisión porque el costo político por pagar sería muy elevado, cuando apenas faltan unos tres meses para las elecciones presidenciales; pero instruyó al Tribunal Supremo de Justicia para que embargara sus bienes por una cantidad superior a los 23 millardos de bolívares, con lo cual pensaba cerrar la planta televisora que enseña las dimensiones de las marchas y concentraciones de Henrique Capriles, quien aspira a derrotarlo el 7 de octubre.
El presidente Hugo Chávez no se atrevió a intervenir y sacar del aire a Globovisión porque el costo político por pagar sería muy elevado, cuando apenas faltan unos tres meses para las elecciones presidenciales; pero instruyó al Tribunal Supremo de Justicia para que embargara sus bienes por una cantidad superior a los 23 millardos de bolívares, con lo cual pensaba cerrar la planta televisora que enseña las dimensiones de las marchas y concentraciones de Henrique Capriles, quien aspira a derrotarlo el 7 de octubre.

La burda maniobra contra la planta televisora deja al desnudo la política de hegemonía comunicacional que viene imponiendo su régimen autoritario, personalista y militarista, restringiendo cada vez más la libertad de expresión y de empresa, utilizando los resortes políticos y económicos que posee el Estado para limitar y violar derechos constitucionales.

Conociendo las características y condiciones de toda empresa creada para obtener dividendos, mediante la prestación de un servicio público, informando a los televidentes de los hechos más importantes que se producen en el país y en el extranjero, pero que por diversas razones afectan el prestigio del Gobierno y sobre todo de su comandante en jefe, este utiliza el control que tiene de todos los poderes públicos para tratar de darle una apariencia de legalidad a la liquidación de uno de los medios de comunicación social que no se han sometido a su política autoritaria.

Y aunque el país democrático ha protestado por lo que constituye una flagrante violación del derecho a estar plenamente informado a través del canal de televisión que decida escoger, debe estar consciente de que el miedo a la derrota puede llevar a Chávez a cometer otras arbitrariedades.

El Gobierno ya no puede engañar por más tiempo a millones de venezolanos que creyeron que Hugo Chávez era el hombre necesario para cambiar el país hacia una etapa de mayor desarrollo económico y profundización de la democracia, cuando después de más de 13 años no ha podido siquiera garantizar la seguridad de las personas, la salud y la vivienda, la calidad de vida del ciudadano y un empleo digno que le permita afrontar la inflación que se come los pequeños aumentos recibidos por decreto oficial.

Hoy, Chávez tiene perdida la mayoría de los electores, que irán por él, democrática y pacíficamente, el 7 de octubre a elegir a Capriles como el nuevo Presidente de la República.


Periodista

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad