Últimas Noticias Logo

Caracas, 30/10/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Juan Páez Ávila Donaciones a otros países

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

JUAN PÁEZ ÁVILA | 04/04/2011 10:59:27 p.m.
Donaciones a otros países
La donación de 10 millones de dólares a un hospital universitario de Uruguay, por parte del Presidente de la República, en momentos en que la mayoría de los hospitales en Venezuela carece hasta de algodón e inyectadoras, las enfermeras y enfermeros están en huelga reclamando aumento de sueldos y los médicos renuncian y se van al ejercicio privado u otros hospitales en Europa y otros continentes donde reciben mejores remuneraciones
La donación de 10 millones de dólares a un hospital universitario de Uruguay, por parte del Presidente de la República, en momentos en que la mayoría de los hospitales en Venezuela carece hasta de algodón e inyectadoras, las enfermeras y enfermeros están en huelga reclamando aumento de sueldos y los médicos renuncian y se van al ejercicio privado u otros hospitales en Europa y otros continentes donde reciben mejores remuneraciones, constituye no sólo un hecho contrario a los intereses del pueblo venezolano, cualquiera sea su relación con el Gobierno, sino también una increíble torpeza del Comandante Presidente Candidato, que ha provocado una dura reacción en su contra en toda la extensión nacional. 

A la protesta del personal médico y paramédico por la condiciones infrahumanas en las que trabajan, se suman los gobernadores a quienes les quitaron la facultad de atender sus hospitales que pasaron al gobierno central, y en particular los pacientes que acuden a los centros hospitalarios y no reciben atención adecuada a la urgencia y necesidades humanas, porque no pueden acudir a una clínica privada por razones económicas, y hasta ven morir algunos familiares en sus brazos.

El fracaso de la política de salud ejecutada por casi a una decena de ministros que han pasado por ese Despacho, no autoriza al Comandante en jefe a regalar millones de dólares a otro país, en solidaridad con las necesidades de sus pueblos. Primero tiene que solucionar el cada día más grave problema de la salud del venezolano, que lo eligió para que resolviera éste y otros males que aquejan a millones de hombres y mujeres, niños y ancianos, que además de carecer de un empleo fijo y bien remunerado, se hacinan en ranchos insalubres, porque tampoco ha sido resuelta la falta de viviendas, que ya suman unos dos millones de déficit.

Y aunque Venezuela ha sido siempre una nación solidaria, y debe seguirlo siendo, con otros países cuya población sufre iguales o peores calamidades que el nuestro, los gobernantes tienen la obligación de atender con prioridad a sus compatriotas, para una vez solucionados o mejorados nuestros males, puedan extender la mano generosa a otros pueblos.

De allí el derecho de todos los venezolanos a reclamarle al presidente Chávez su conducta equivocada de, como dice el mismo pueblo: claridad para el exterior y oscuridad para la casa. 

Periodista

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad