Últimas Noticias Logo

Caracas, 24/04/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas José Guerra Del cáncer no se habla

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 4 (1 voto(s))

 

JOSÉ GUERRA | 16/07/2012 06:41:59 a.m.
Del cáncer no se habla
En condiciones normales, las campañas electorales giran en torno al conocimiento que muestran los candidatos sobre los problemas del país y su reputación para cumplir lo que prometen. El recorrido incesante de Capriles Radonski por todo el país busca precisamente responder a esas interrogantes
En condiciones normales, las campañas electorales giran en torno al conocimiento que muestran los candidatos sobre los problemas del país y su reputación para cumplir lo que prometen. El recorrido incesante de Capriles Radonski por todo el país busca precisamente responder a esas interrogantes.

Por su parte, luego de casi 14 años en el poder, ya todo el mundo tiene una opinión formada sobre Chávez en esos aspectos, pero sobre el tema que sí resulta fundamental para evaluar su oferta a futuro no se puede hablar. El cuadro de salud del candidato del Psuv es un tema prohibido por diversas razones. En principio, la idiosincrasia del venezolano dificulta la discusión abierta y desapasionada sobre una situación que toca la sensibilidad humana. Producto de esa mezcla de creencias cristianas y mágicas algunas veces, le damos un poder prácticamente mágico a la palabra, y consideramos que hay temas de los que es mejor no hablar porque resulta pavoso.

Pensamos que hablar de la salud presidencial es como desearle lo peor y que, por una suerte de justicia cósmica, eso genera una mala vibra que se devuelve. Así somos, y es algo con lo que tenemos que lidiar como sociedad. Lo cierto es que todos deseamos que el Presidente se cure de su enfermedad.

Esto no sería mayor problema si no confrontáramos una segunda razón más poderosa: existe una decisión política de enterrar el tema. No sólo se usa la mayoría oficialista para bloquear una legítima discusión en la Asamblea Nacional y desestimar los recursos interpuestos ante el Tribunal Supremo de Justicia, sino que la batería de medios públicos se enfila para atacar brutalmente a cualquiera que alerte sobre el tema. La víctima más reciente de estos ataques es monseñor Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, quien señaló de manera prudente y responsable lo que está en la mente de todos: "La mayor interrogante ha sido y sigue siendo la verdad sobre la enfermedad del Presidente de la República. El secreto, como estrategia, es uno de los rasgos característicos de la actitud del Gobierno. Secreto que no favorece en nada la tranquilidad del país, sobre todo, porque es normal, que en una nación democrática sus habitantes conozcan con certeza el estado de salud de sus gobernantes".

El problema es que mientras al electorado se le niega información veraz sobre el tema, factores de poder evalúan fríamente los datos disponibles, completan el rompecabezas, trazan planes y esperan como caimán en boca 'e caño para hacerse con el coroto.

Economista

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad