Últimas Noticias Logo

Caracas, 21/11/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas José Guerra Chávez: gobernar aislado

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

JOSÉ GUERRA | 01/07/2012 11:45:25 p.m.
Chávez: gobernar aislado
¿Cómo se explica que un Presidente en plena campaña reeleccionista apruebe recursos para iniciar una obra que ya inauguró, traspase fondos que ya fueron gastados, o firme un convenio con una contraparte que ya abandonó el proyecto?
¿Por qué estos "pelones" son cada vez más frecuentes, cada vez más evidentes? Si revisamos uno a uno los mecanismos que tiene un Presidente para mantenerse en contacto con el país que debe gobernar, no puede sino concluirse que, muy al contrario de la imagen que intenta proyectar, Chávez es un presidente aislado. No diríamos que incomunicado, pero sí aislado de la realidad nacional.

Para empezar, sus colaboradores directos falsean los hechos tanto como sea necesario para avanzar cada uno su propia agenda personal. Por citar sólo un ejemplo, Chávez se entera de que Agropatria quebró cuando lee el punto de cuenta donde le piden una millonada para cubrir el déficit ("¡Qué vaina es esta!"). Hasta ese momento, venía leyendo prolijos informes trimestrales donde le exponían lo bien que marchaba el negocio.

Podría pensarse que si los colaboradores mienten, siempre se puede recurrir al dato puro y duro. El problema es que los organismos encargados de recolectar estadísticas de todo tipo ya llevan casi una década torciendo los números, lo cual resulta útil para efectos propagandísticos pero pésimo para la tarea de administrar un país. Es por ello que el candidato oficialista no ofrece nada nuevo en temas como el desempleo o la inseguridad: genuinamente cree que allí no hay problema porque así lo dicen las estadísticas oficiales.

Queda entonces el partido de gobierno como línea de contacto con la realidad. El problema es que pasar del MVR al Psuv mejoró enormemente la capacidad de "bajar línea" entre sus militantes pero redujo al mínimo los mecanismos para canalizar la crítica interna e interactuar con el resto del país.

Sencillamente el Psuv no tiene manera de comunicarle al Presidente preocupaciones tan mundanas como "la quincena no alcanza" o "el hampa nos tiene azotados". La combinación de colaboradores desleales, estadísticas trucadas y partido unidireccional, conforma así una suerte de triángulo del silencio que ha terminado por aislar a Chávez de la realidad cotidiana (al punto que debe recurrir a los servicios de inteligencia cubanos para monitorear la Misión Vivienda).

Esto no es producto de la enfermedad, sino que se trata de un problema estructural, consustancial con el régimen. La enfermedad sólo lo ha hecho más evidente.

Economista

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad