Últimas Noticias Logo

Caracas, 24/04/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Isabel Rivero Saboteadores en potencia

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 5 (1 voto(s))

 

ISABEL RIVERO | 16/03/2012 07:18:34 p.m.
Saboteadores en potencia
Algunos hombres sabotean los caminos que conducen al éxito de sus compañeras; a veces, sin que ellas se den cuenta de tal sabotaje y, otras tantas, con el consentimiento de estas mujeres que se resignan siempre a ocupar un segundo lugar en la relación de pareja aunque no las tomen en cuenta en el momento de tomar decisiones que les competen
La causa de la conducta masculina de sabotaje es porque como las mujeres han igualado y hasta superado a los hombres, esto no ha sido bien acogido por algunos varones que no soportan que una mujer los iguale o que los supere, y menos aún si la fémina exitosa es su compañera sentimental. 

Por consiguiente, los saboteadores en potencia expresan de diferentes maneras su desagrado. Unos, por ejemplo, manifiestan abiertamente su rechazo argumentando que la mujer tiene que estar en la casa cuidando a los hijos, mientras que otros -aunque simulan alegría- solapadamente están en contra de que sus compañeras brillen tanto que terminen por opacarlos. Por esto, de muchas maneras, sabotean el desempeño laboral o su preparación académica de sus mujeres. 

Algunas muestras de que existe sabotaje son las siguientes: cuando se le cuenta sobre un ascenso, ¿él se alegra sinceramente? Si no es así, se deberá tener la seguridad de que ese compañero no soporta que una mujer esté a su altura en el terreno laboral, y menos que lo aventaje. Por ello, hará algo para que su pareja no siga alcanzando sus metas. Luego: si se decide seguir estudiando, ¿se cuenta con su apoyo? Del mismo modo, si la respuesta es negativa, se vive en terreno movedizo. Se deberá tratar de hablar para hacerle entender que su actitud es egoísta, pero si continúa en las mismas, se tendrá que elegir entre la superación personal y esa relación. 

Muchos hombres sabotean el éxito laboral de sus compañeras porque, en el fondo, no soportan que sus mujeres lo superen, pues temen que ellas los dejen por otro mejor o al no necesitarlos porque alcanzaron la independencia económica los dejen. Sin embargo, tarde o temprano, la relación acaba, pero no porque se cumple lo que más temía el marido saboteador de ser reemplazado o simplemente abandonado, sino porque la mujer se cansa de ese comportamiento, que la deja tanto relegada como opacada en la relación conyugal.
isabelrivero70@gmail.com

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad