Últimas Noticias Logo

Caracas, 20/09/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Elio Gómez Grillo La cárcel - tratamiento

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

ELIO GÓMEZ GRILLO | 29/11/2011 09:46:22 p.m.
La cárcel - tratamiento
A la cárcel-venganza, hecha para castigar al delincuente, sucede históricamente la cárcel-tratamiento, que introduce las tres erres penitenciarias: Reeducación, Rehabilitación y Reinserción Social del preso.
Su creador es el coronel español Manuel María Montesinos y Molina (1796-1862), quien cuando dirige el presidio español de Valencia, en 1836, establece como principio: "Aquí no recibimos a un delincuente. Aquí recibimos a un hombre a quien trataremos de hacer mejor". Y el tratamiento que le aplica comprende tres fases: 1.- Los hierros, 2- El trabajo, 3- La libertad intermedia. O sea, el sujeto entra encadenado al presidio, luego se le enseña a trabajar, y por último se le puede conceder la libertad intermedia. Todo el acuerdo al "progreso" en su conducta.

Por eso, a este régimen carcelario se le llama "progresivo", ya que consiste en la posibilidad de atenuar, mitigar o reducir la pena del condenado, de acuerdo con su "progreso" personal, laboral, educativo, familiar, social, moral… El mensaje de Montesinos lo recoge el director de las Colonias Penales de Australia y capitán de la Marina Real Inglesa, Alejandro Maconochie, quien lo aplica en 1845 bajo la denominación de "marck system" ordenándolo en tres etapas: 1- El sistema de Filadelfia, consistente en el aislamiento celular diurno y nocturno del recluso, bajo régimen de silencio absoluto; 2- La experiencia del penal Sing-Sing, de Auburn, en Nueva York, donde se incorpora el trabajo colectivo diurno del preso, y 3- "the ticket of leave", o sea, "el ticket de salida" de Maconochie, que otorga, cuando se acumula, la libertad condicional y aun la libertad plena del recluso.

Mas a esta sucesión de medidas le hacía falta un escalón, que era la libertad intermedia de Montesinos. El vacío lo cubre el director de prisiones de Irlanda, sir Walter Crofton, quien en 1856 ofrece esta escala: 1- Filadelfia. 2- Auburn (Sing-Sing). 3- Montesinos. 4- Maconochie, con el ticket de salida definitivo.

He allí las raíces y fuente de la existencia universal de la cárcel-tratamiento, sustituida hoy por la cárcel abierta y la no cárcel.

Doctor en Derecho / Prof. universitario

 
Últimos artículos

Publicidad



Publicidad