Últimas Noticias Logo

Caracas, 22/10/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Elio Gómez Grillo “Martiamérica” (III)

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

ELIO GÓMEZ GRILLO | 26/06/2012 07:15:29 p.m.
“Martiamérica” (III)
Continúo mis referencias sobre este libro ejemplar en muchos aspectos, Martiamérica (Caracas, 2011), cuyo autor, Ramón Losada Aldana, doctorado en nuestra UCV y en universidades francesas es, quizás, el venezolano que mejor conoce e interpreta la figura egregia de José Martí, gracias al estudio profundo y a la reflexión cabal que hace de la vida, pensamiento y obra del esclarecido apóstol cubano
Cuando Martí hace el estudio de la identidad latinoamericana, Losada cita como el prócer cubano estima que se trata de “un pueblo extraño, no español, porque la savia nueva rechaza el cuerpo viejo; no indígena porque se ha sufrido la injerencia de una civilización devastadora, dos palabras que, siendo un antagonismo, constituyen un proceso; se creó un pueblo mestizo en las formas, que con la reconquista de su libertad, desenvuelve y restaura su alma propia” (p. 85).
Al comentar esta afirmación martiana, Losada opina que “La caracterización es de ricos contenidos”, y añade entre otras sesudas consideraciones, que “Sorprende en este enfoque martiano la dialéctica de los contrarios”. Porque -razona- “al considerar el binomio civilización y devastación como antagonismo constitutivo de un proceso, Martí transita caminos propios de la metodología dialéctica moderna y quizá se torne en el primer pensador latinoamericano que logre atisbos de semejante alcance”… Se manifiesta Martí, además, contra una América nuestra, dice el gran cubano, suerte de “Máscara, con los calzones de Inglaterra, el chaleco parisiense, el chaquetón de Norteamérica y la montera de España… el gobierno ha de nacer del país. La forma de gobierno no es más que el equilibrio de los elementos naturales del país… Estos pueblos tienen una cabeza de gigante y un corazón de héroes en un cuerpo de hormiga loca” (pp. 85, 86, 87, 88). 

Y reitera José Martí su amor a la patria venezolana cuando insiste en que “a Venezuela, como a toda nuestra América desinteresada, la hemos de querer y de admirar sin límites, porque la sangre que dio por conquistar la libertad ha continuado dándola por conservarla” (p. 89).

Dr. Derecho/Prof. Universitario

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad