Últimas Noticias Logo

Caracas, 21/12/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas César Villarroel El Imperio o Gadafi

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 1 (1 voto(s))

 

CÉSAR VILLARROEL | 04/04/2011 10:41:36 p.m.
El Imperio o Gadafi
No a Gadafi, no a la intervención, es la posición de quienes no comulgan con los extremismos pero tampoco están en capacidad de delinear la alternativa aristotélica porque en esta ecuación extrema no cabe un punto medio.
No a Gadafi, no a la intervención, es la posición de quienes no comulgan con los extremismos pero tampoco están en capacidad de delinear la alternativa aristotélica porque en esta ecuación extrema no cabe un punto medio. El tirano puede negociar su salida (transición), pero no puede comprar más impunidad porque el imperio, su viejo socio y único con poder para enfrentarlo, tiene mejores ofertas y oportunidades. Si no se derroca a Gadafi, Libia se gangrena; si la intervención tiene éxito sufrirá colonialismo. Elegir es inevitable. 

Si la gangrena continúa Libia morirá como nación y afianzará su condición de propiedad privada de un tirano, por eso la intervención es necesaria e indispensable para "cortar por lo sano". El colonialismo se puede combatir, la barbarie dictatorial (con caudillos ególatras) sólo resistir, pues los tiranos se convierten en monarcas que únicamente la muerte puede destronar (Hitler, Stalin, Fidel). No está en juego la bondad de cada postura (ambas nefastas) sino la inmediatez de sus efectos; preferir la intervención no es apoyar al interventor sino, de manera pragmática, identificar el peligro mayor y más inmediato para eliminarlo y ganar tiempo.

Otros apoyan a Gadafi (los presidentes del Alba, Mugabe y algunos líderes árabes); están en su derecho y en su deber pues comparten con el dictador libio el haber reformado las leyes para, mediante elecciones fraudulentas y ventajismo político, eternizarse en el poder; por eso, en la reforma constitucional post Mubarak que llevó a cabo el pueblo egipcio (21-3-2011) la modificación más importante fue la limitación de la reelección presidencial (cédula de identidad del club de dictadores); estos líderes (la mayoría en nóminas de plutócratas petroleros) apoyan a todos los dictadores del mundo. ¡Dime cuántas reelecciones llevas o pretendes, y te diré qué dictador eres! 

En Venezuela se ha pretendido nacionalizar el apoyo del Ejecutivo a la bestia magrebí aprovechando el silencio cómplice de la MUD. Necesitamos un liderazgo opositor que le diga al país y al mundo que ese apoyo es personal, que media Venezuela no puede menos que despreciar al tirano, lamentar que el Gobierno haga causa común con ese grupo de déspotas, y prepararse para evitar la reedición de un Gadafi local.

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad