Últimas Noticias Logo

Caracas, 01/10/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas César Villarroel ¡Oposición, haz algo!

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

CÉSAR VILLARROEL | 16/04/2012 06:14:57 p.m.
¡Oposición, haz algo!
Las precampañas electorales evidencian una gran asimetría. En la oficialista, su candidato, cual otro Cid, es parapeteado cada semana en la tierra de los “moros y cristianos”, luego regresa al país del arroz con caraota para prescribir a sus adláteres la cuota de miedo y corrupción que deben administrar durante su reiterada ausencia
La de oposición transcurre en forma sigilosa, como si se tuviera miedo de molestar a un enfermo, y así, casa por casa, el nuevo San Francisco de Asís, hablando quedo, muy quedo, va convenciendo a la manada descarriada de que debe volver al redil de la concordia. Progresismo electoral.
Si las cosas siguen como van, los resultados serán predecibles: el oficialismo aumentará, mediante chantaje y soborno, el número de “funcionarios públicos” comprometidos con el candidato del Gobierno; y la oposición seguirá buscando al contendor que pueda derrotar al candidato oficialista, porque de tanto sigilo y prudencia ha pasado desapercibido; y no es que el candidato de la oposición lo esté haciendo mal, sino que no lo está haciendo ni bien ni mal. De ahí este angustioso título. Sería preferible que errara, pues sus errores, al menos, constituirían una fe de vida.

No es una crítica al candidato opositor, sino a la MUD, que no supo –o no quiso– aprovechar el impulso de las primarias para hacer de la unidad el verdadero candidato de la oposición. No es Capriles quien debe enfrentarse a Chávez, sino toda la oposición transformada en Unidad Nacional; no se está buscando alguien que sea mejor que el déspota, sino uno que ocupe su lugar; por eso resulta pueril estar comparando personalidad y currículum; Capriles puede ser lo que sea, pero vamos a votar por él, no para que sea presidente, sino para que Chávez deje de serlo.

La unidad nacional debe movilizarse para enfrentarse a tres retos: ganar la calle, las encuestas y la elección del 7-O, en ese orden. La calle no se gana en un solo evento y en una sola fecha; es un proceso paulatino que debe ir incrementando su fuerza, hasta lograr un máximo, como la marcha del 11 de abril de 2002. La conquista de las encuestas es un proceso paralelo. El primero de mayo es el momento para reiniciar la reconquista de la calle, y debe ser también el arranque del posicionamiento en las encuestas.

Profesor de la UCV

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad