Últimas Noticias Logo

Caracas, 20/10/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas César Villarroel ¿Cambio progresista?

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

CÉSAR VILLARROEL | 03/10/2011 10:14:19 p.m.
¿Cambio progresista?
Vladimir Villegas publicó en El Nacional (20/9/2011) un artículo titulado "7 de octubre: hacia el cambio progresista", en el cual hace precisiones que deberían tomarse en cuenta en las elecciones presidenciales: la polarización entre la continuidad de Chávez y el advenimiento de un nuevo ciclo político, reivindicar la Constitución de 1999 y que la oposición busque en el electorado psuvista (chavista y no chavista sería más inclusivo) los votos de la disidencia.
Recomienda a los opositores que asuman "de corazón y no de ficción" el compromiso con la Carta Magna, así como evitar la exaltación de un pasado que también se plagó de desviaciones y perversiones, luego, el cambio será progresista si los candidatos opositores respaldan lo anterior. Me temo que en esa elección sólo hay un cambio posible: el del Gobierno, y no se puede garantizar que será "progresista", aunque se pueden acordar condiciones que lo orienten en esa dirección.


Villegas lo plantea en su primera precisión: continuidad de Chávez o el advenimiento de un nuevo ciclo político, que será progresista (para nosotros) si rescata la constitucionalidad, y no porque sea conducido por gente que se cree y considera progresista. Lo progresista es aceptar como manta común una Constitución que cobija, por igual, a adecos, copeyanos, comunistas, pepetista, chavistas y a todo "-ista" que sea venezolano.


El consejo de Villegas sería fácil de acoger e instrumentar con un acuerdo unitario que tenga la defensa de la Constitución de 1999 como elemento nodal; mas esa unidad nacional no fue posible, y por eso lo más probable es que los disidentes anatematicen a los candidatos de la oposición porque vienen de la Cuarta o están emparentados con ella, aunque estos se comprometan a defender la constitucionalidad. 


Las encuestas evidencian la terquedad de la MUD al no reconocer que por sí sola tiene un techo electoral inferior a 40%, y que sólo cuando tome en cuenta a la disidencia podrá disfrutar de porcentajes victoriosos, como 52% de 26-S. Mientras el enfrentamiento sea entre Chávez y la MUD, las encuestas y los resultados electorales favorecerán al primero; para revertir esta tendencia, es necesario que la MUD incorpore a la disidencia y acuerde con ella compromisos verdaderamente unitarios.
Profesor de la UCV

 
Últimos artículos

Publicidad



Publicidad