Últimas Noticias Logo

Caracas, 21/10/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Beltrán Haddad Femicidio y feminicidio

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

BELTRÁN HADDAD | 27/05/2013 06:00:00 a.m.
Femicidio y feminicidio
La muerte violenta de una mujer por el hecho de ser mujer ha sido una crueldad de todos los tiempos, y en silencio.
 Es tan antiguo ese crimen que su origen habría que rastrearlo mucho más profundo de lo que se hizo para entender el odio al extraño, al enemigo, al hostis del derecho romano que, ya sabemos, lo consideraban negación total, es decir, que carecía de derechos en absoluto, pero que ha existido siempre. No se sorprendan, pero es a finales del siglo XX cuando se habla de "femicidio" y "feminicidio", dos neologismos cargados de asesinatos misóginos, de mujeres asesinadas por sus amantes o parejas, sus ex amantes, sus acosadores, agresores sexuales y violadores, o también de muertes de mujeres por ocupaciones estigmatizadas. Hoy, cuando se percibe la gravedad del problema y vemos la iniciativa de la fiscal Luisa Ortega ante la Asamblea Nacional para que legisle sobre el delito de femicidio, se nos viene a la memoria aquella frase de Nietzsche que Franz Overbeck, su amigo, encontró entre los montones de papeles que sitiaron la locura: "Una conciencia nueva para verdades que hasta ahora han permanecido mudas". 

Pero, por otro lado, ¡Cuánto ha costado enfrentar el "machismo" jurídico! Basta recordar las palabras de un jurisconsulto romano: "Si una mujer acusada de adulterio afirma que el marido ha sido el alcahuete, sólo por esto debe ser condenada como adúltera". Por supuesto, muy tarde aparecen el femicidio y el feminicidio constituidos como delitos autónomos. El primero, según Diana Russell, es el asesinato de una mujer a manos de un hombre por odio, desprecio, placer o un sentido de propiedad. Ahora, si bien femicidio y feminicidio se acercan de vez en cuando a una sinonimia, hay diferencias no obstante su denominador común. Al vocablo "feminicidio" la socióloga Marcela Lagarde le da un significado político y lo define como el conjunto de hechos que contienen crímenes y desapariciones de mujeres cuando concurren el silencio, la omisión y toda política que derive en la muerte (de ellas) tolerada por el Estado. Es preocupante países como Guatemala y México con altos índices de feminicidios. Por eso, en Venezuela cobra importancia el delito autónomo para castigar la muerte violenta de una mujer por el simple hecho de ser mujer. La Asamblea Nacional tiene la palabra.

Beltrán Haddad
beltranhaddad@hotmail.com

 
Últimos artículos

Publicidad



Publicidad