Últimas Noticias Logo

Caracas, 23/04/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Beltrán Haddad ¡Cualquiera es abogado!

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 1 (1 voto(s))

 

BELTRÁN HADDAD | 25/06/2012 06:24:25 a.m.
¡Cualquiera es abogado!
Por estos días viene a la memoria la figura majestuosa de Cristóbal Mendoza, insigne abogado, bien llamado "arquetipo de la probidad", cuyo ejemplo se invocará siempre y el día de su nacimiento, 23 de junio de 1772, como Día Nacional del Abogado
Por estos días viene a la memoria la figura majestuosa de Cristóbal Mendoza, insigne abogado, bien llamado "arquetipo de la probidad", cuyo ejemplo se invocará siempre y el día de su nacimiento, 23 de junio de 1772, como Día Nacional del Abogado. Pero en este mundo de pequeños infiernos de inmorales sin intermisión y ante una profesión atormentada por el tiempo y por viejos formalismos inaccesibles a un mundo globalizado, vamos en busca del abogado en idea diferente. Se trata, amigos, de hacer posible nuestra participación, la participación del abogado como actor social en el país de nuevas realidades y en la lucha por un sistema de justicia confiable, no el que tenemos, porque es el mismo de siempre, es el mismo de ayer, hoy maquillado pero llevando por dentro esos vicios interminables, de laberintos, de tibiezas y de tantos rebuscamientos. Esta fue la cruda verdad en el Día del Abogado, con el añadido particular de ser una profesión actualmente convertida en oficio masificado: ¡cualquiera es abogado! No es difícil en el país conseguirse ese título. Pareciera que todo ha quedado en el mundo del diletantismo, hay un comportamiento de aficionado y no de profesional del derecho.

De los verdaderos abogados, pocos quedan. Podemos contarlos en todo el país, como también podemos decir, o quizá ver con tristeza, el maltrato diario e incomodidades a que está sometido el abogado litigante cuando entra a abogar por alguien en los llamados injustamente "palacios de justicia", uno de los síntomas más desalentadores de lo que es el ejercicio profesional. Pero bien, aún queda el tiempo para enmendar. Una vez comenté que en su "Credo de poeta", una de las seis conferencias dictadas en Harvard en el otoño de 1967, Jorge Luis Borges llegó a la conclusión de no creer en la expresión y pensó mejor en la alusión, porque las palabras son símbolos. Decía: "Si yo uso una palabra, ustedes deben tener alguna experiencia de lo que representa esa palabra. Si no, la palabra no significará nada para ustedes". Si esta referencia literaria lleva la reflexión de una vida dedicada a la palabra, también podemos reflexionar y aludir con certeza lo que representa ser abogado y el significado que le ha dado la experiencia buena en el tiempo bueno y en nuestros espacios acostumbrados.

Abogado

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad