Últimas Noticias Logo

Caracas, 23/10/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Augusto Hernández Pobres pero contentos

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 5 (1 voto(s))

 

AUGUSTO HERNÁNDEZ | 01/05/2011 11:41:17 p.m.
Pobres pero contentos
La empresa Gallup dio a conocer una encuesta que clasifica a la gente más optimista del planeta. No se trata de los más ricos o de quienes viven mejor. La pregunta básica es si el sujeto considera que está prosperando, luchando o sufriendo. En 19 de 124 países la mayoría de los ciudadanos respondió que se considera prosperando. Para sorpresa de muchos Venezuela figuró en el quinto lugar, empatada (64%) con Finlandia.
Otros tercermundistas que se sienten mejorando son los de Panamá, Costa Rica, Brasil, los Emiratos Árabes Unidos y México. Simultáneamente apareció la clasificación anual que hace la revista Fortune con estimaciones acerca de los personajes más ricos del mundo. Los billonarios de mayor peso (o pesos), como el mexicano Slim, casi nunca conceden entrevistas, por lo que no se sabe si se ubican con quienes prosperan, luchan o sufren, aunque uno se lo puede imaginar. Como cosa extraña los países de la gente optimista no coinciden exactamente con los de mayor cantidad de billonarios. Por ejemplo, los Estados Unidos (59%), tienen más ricachones, pero Panamá (61%) los supera en la estimación de prosperidad. En Brasil aparecen más de 30 billonarios y en México pasan de 10, empezando por el cuate Carlos Slim, quien es el más adinerado del planeta con unos 78 mil millones de dólares. En este sentido Venezuela queda mal parada, pues apenas reporta dos billonarios, la misma cantidad que Colombia, donde, para colmo, sus ricos tiene más dinero y de seguro más limpio o mejor lavado que los cuatro reales de Gustavo Cisneros y familia, con apenas $4.2 billones y Lorenzo Mendoza y su clan, que declara $3.4 billones. El caso de Cisneros es digno de admiración pues, aunque aparece principalmente como propietario de medios de comunicación, sus mayores inversiones consisten en la compra de políticos. Fue uno de los 12 apóstoles de CAP. Tiene a los Bush (padre e hijo) en el bolsillo y en cuanto a Carmona Estanga controlaba al menos tres cuartas partes. Su manual de procedimientos alienta la captación de los funcionarios que supervisan sus negocios. Durante "La Carmonada" designó a los de la OCI y Conatel. O sea, una pelusa.

 
Últimos artículos

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad