Últimas Noticias Logo

Caracas, 22/07/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Alexis Márquez Rodríguez Errores frecuentes (10)

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 5 (1 voto(s))

 

ALEXIS MÁRQUEZ RODRÍGUEZ | 05/06/2011 12:04:33 a.m.
Errores frecuentes (10)
Otro error muy frecuente, incluso también entre personas cultas y que hasta tienen el oficio de hablar y/o escribir -escritores, periodistas, locutores, etc.-, es emplear la expresión "en base a…": "Ellos actuaron en base a las instrucciones dadas por los jefes"
En un artículo anterior hablé del incorrecto empleo de la preposición "hasta" en frases como "La huelga no terminará hasta que no les paguen lo que les deben".

En este caso, precisé entonces, la construcción propia es sin el segundo adverbio de negación "no": "La huelga no terminará hasta que les paguen lo que les deben".
 
Este error, muy frecuente y común entre personas cultas, se debe a un cruce con una frase equivalente, en la que sí se emplea la segunda negación, que incluso en tal caso es obligatoria: "La huelga no terminará mientras no les paguen lo que les deben". La explicación es muy sencilla.

En el primer ejemplo la preposición "hasta" indica un momento en el tiempo, correspondiente al final de una acción, en este caso la acción de mantener la huelga. En el segundo ejemplo, en cambio, el adverbio "mientras" se refiere a todo el tiempo de duración de la huelga, y no sólo a su momento final. O sea, que la preposición "hasta" rechaza el uso de la segunda negación, mientras que el adverbio "mientras" lo exige.

Otro error muy frecuente, incluso también entre personas cultas y que hasta tienen el oficio de hablar y/o escribir -escritores, periodistas, locutores, etc.-, es emplear la expresión "en base a…": "Ellos actuaron en base a las instrucciones dadas por los jefes".

Si se examina con atención, se podrá observar que esta frase carece totalmente de sentido. Allí la preposición "a" no significa nada, y de hecho es impertinente.

Lo cual se verá más claramente si esa frase incorrecta se compara con otra equivalente, que sí está bien construida: "Ellos actuaron con base en las instrucciones de los jefes".

Obsérvese la absoluta diferencia entre "en base a…" y "con base en…". Son igualmente válidas, en el ejemplo citado, las frases "sobre la base de…", "en base de…" y "basados en…".

Comparando todas estas frases se podrá ver que es una cuestión de lógica elemental. Las formas señaladas como correctas son perfectamente lógicas, mientras que la incorrecta es totalmente ilógica.
 
Cabe entonces preguntarse por qué ese error se comete con tanta frecuencia. La respuesta es obvia: se trata de hablar o de escribir de manera descuidada, sin prestar la debida atención a lo que se dice o se quiere decir.

grealemar@cantv.net

 
Últimos artículos

Publicidad



Publicidad