Últimas Noticias Logo

Caracas, 26/11/2014
Iniciar sesión| Registrarse


Opinión Firmas Alberto Aranguibel B Metástasis

Enviar por Correo Imprimir Imprimir Agrandar Letra Disminuir Letra
Valoración actual: 0 (0 voto(s))

 

ALBERTO ARANGUIBEL B | 01/03/2012 09:27:10 p.m.
Metástasis
Lo que tú quieras oír" es el nombre del maravilloso cortometraje de Guillermo Zapata en el cual se narra la tragedia de una pobre mujer que es abandonada por el novio mediante un simple mensaje en la contestadora telefónica, y que se salva espiritualmente apelando al truco de la edición del mensaje para al final escuchar del hombre no la despedida sino lo que ella hubiera querido oír
Algo similar a lo que le sucede a la oposición venezolana, que no quiere oír ya a través de los medios de comunicación lo que en verdad suceda en el mundo, sino lo que ella, en medio de su frenético desespero por salir del presidente Chávez, necesita escuchar.

Asistimos pues en el ámbito opositor ya no tan siquiera al desempeño de un periodismo mediocre signado por la falta de ética y de profesionalismo, como al que se nos tiene acostumbrados desde esa trinchera política, sino a la prescindencia absoluta de la verdad como elemento fundamental de la comunicación que se persigue hacer.

Un ejercicio de complacencias mutuas cuyas fuentes son los supuestos y las imprecisiones (como los veterinarios y matasanos aguardientosos a los que recurren siempre para convertirlos en eminencias oncológicas por obra y gracia del chismorreo del cual se nutren) que no importa si informa con responsabilidad alguna, sino si alimenta suficientemente la sed de venganza de un sector retardatario de la población contra el primer mandatario nacional, que lo único de lo que puede ser acusado de manera irrefutable por esa pobre gente es de haberle propinado las más duras y consuetudinarias derrotas de su vida.

No son ni médicos ni saben del cáncer más de lo que saben del whisky que campanean para pontificar sobre el futuro del líder de la revolución bolivariana, pero se complacen hasta el éxtasis con la sola idea de la muerte de quien odian más que a nada en el mundo, porque en medio de su miseria han aprendido que sería esa la única forma de ganarle.

Un término tan repugnante como "metástasis" es ahora para esa gente sinónimo de "triunfo" y de "esplendor", no porque lo sea sino porque eso es lo que ellos quieren oír. Un absurdo grito de guerra que pasará a la historia por la delirante connotación política que la fracasada oposición venezolana le da hoy… como todo lo que ella hace.

albertoaranguibel@gmail.com


 

Publicidad


No hay resultados para Lo Más Leído


Publicidad