Inicio » UN Cine » Megalodón se crece gracias a la tecnología digital

Megalodón se crece gracias a la tecnología digital

Destacan también la acción, sangre y hasta el humor en esta cinta de tiburones
    Compartir

ÚN.- Megalodón tiene un gran punto a su favor: haber sido concebida en esta era de grandes avances digitales. Claro está, como en otras cintas de este súb-género de “jaws” o tiburones, la acción, sangre y hasta el humor no pueden faltar, para que el espectador se sumerja con entusiasmo en esta historia de casi dos horas de duración.

El guión es creíble y la dirección de  Jon Turteltaub bastante buena.J Claro está, la protagonización de Jason Statham, experto en cintas de acción, ahora como un rescatista incomprendido, le da más fuerza a esta cinta de acción.

La sinopsis no sumerge en el punto más bajo del planeta, un lugar todavía más profundo que la fosa de las Marianas. Ahí un grupo de investigadores se encuentra realizando una expedición como parte de un programa internacional de vigilancia submarina, financiado con fondos privados. El magnate que ha puesto el dinero se desplaza allí para el gran evento que puede marcar un antes y un después para la biología marina: traspasar lo que creen que es una sima que lleva a una profundidad inaudita en un moderno batiscafo.

Sin embargo, este sumergible es atacado por algo desconocido, la tripulación se queda atrapada. Esto llevará al oceanógrafo chino responsable de la misión a contratar al especialista en rescates en aguas profundas Jonas Taylor (Jason Statham), quien es descalificado por muchos.

Lo que no pueden imaginar es que él ya se ha enfrentado a esa amenaza: un tiburón gigante prehistórico de 23 metros de largo (antecesor del tiburón blanco) con enormes fauces y gran instinto cazador. Luego, vendrá mucha acción, sangre y escenas inverosímiles que atrapan a los espectadores.

Agregar Comentario

Click here to post a comment