Inicio » Tecnología » Facebook en la lupa por filtración de datos en usuarios

Facebook en la lupa por filtración de datos en usuarios

Esta vez en un esquema que involucra también a fabricantes de tecnología como Apple, Amazon y Samsung desde hace más de una década
    Compartir

ÚN.-  Este domingo, la red social Facebook, celebró acuerdos para compartir datos con al menos 60 fabricantes de dispositivos, acrecentando las preocupaciones acerca de los derechos que ceden los usuarios de la red social, informó el periódico The New York Timese .

Esta vez en un esquema que involucra también a fabricantes de tecnología como Apple, Amazon y Samsung desde hace más de una década.

En su primera reacción, la empresa de Mark Zuckerberg reconoció la existencia de los acuerdos, pero aseguró que no había nada escandaloso y rechazó el informe periodístico según el cual brindó información sobre sus usuarios y los amigos de estos a terceros.

Pero estos acuerdos generan, cuanto menos, una serie de interrogantes sobre la forma en que Facebook obtiene “consentimiento” de sus usuarios para compartir datos, lo cual podría constituir una violación de un decreto de 2011 de la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos.

En concreto, han surgido preocupaciones similares a las despertadas por el reciente escándalo de Cambridge Analytica, la consultora que obtuvo información de más de 80 millones de perfiles de Facebook sin que los dueños lo supieran, y que utilizó esos datos para generar “campañas sucias” en varios procesos electorales.

De acuerdo con el informe del Times, los fabricantes de dispositivos obtuvieron direcciones de correo electrónico, números de teléfono y datos personales de los usuarios que utilizaron Facebook desde sus productos, así como también de sus amigos, sin expresar consentimiento, reseñó Infobae.

Cuando trascendió el escándalo de Cambridge Analytica, que a través de una aplicación que desarrolló para Facebook se hizo con los datos de millones, Zuckerberg, fundador y CEO de la red social, debió incluso comparecer ante el congreso de los Estados Unidos.

“Sin duda, parece que Zuckerberg le mintió al Congreso cuando dijo que los usuarios tienen ‘control completo’ sobre quién ve la información en Facebook”, dijo el representante demócrata David Cicillene en Twitter. “Esto debe investigarse y se debe hacer rendir cuentas a los responsables”, agregó.

Facebook ha dicho que permitió a los teléfonos inteligentes acceder a su información mucho antes de que se popularizaran las apps, para lograr que la red social estuviera disponible en diferentes dispositivos.

Esto permitía a los desarrolladores de hardware crear sus propios programas incluyendo funciones de Facebook y obteniendo información automáticamente de la red social, una vez que el usuario ingresaba a su cuenta.

En el caso de Apple, la icónica empresa que fabrica el iPhone dijo que utilizó esta función para permitir a los usuarios de su producto compartir fotos y otros ítems en la red social sin la necesidad de tener otra app. La función fue dada de baja en septiembre.

Facebook también anunció en abril que todos estos acuerdos serían cesados, aunque hasta la fecha solo lo hizo con 22.

Pero aún persisten serias dudas respecto al accionar de la compañía y al por qué de que estos acuerdos estuvieran aún funcionando en 2018, cuando se alegó que cubrían una falta de opciones hace 10 años.

No queda claro, tampoco, si estos hubieran sido dados de baja de no haber existido el escándalo de Cambridge Analytica, que centró la atención en las prácticas poco éticas de la empresa de Zuckerberg, pero también en el modelo de negocios de las redes sociales y gran parte de las empresas tecnológicas que ofrecen servicios en internet.

Por su parte, la compañía universal de comunicación, Facebook, rechazó lo expresado por el Times acerca del programa que desarrolló hace 10 años para introducir la red social en dispositivos como el iPhone. Ime Archibong, vicepresidente a cargo de sociedades, dijo que Facebook conservó el control estricto de la tecnología, llamada interfaces de aplicación de programación (API, por sus siglas en inglés) y que no conoce de abuso alguno cometido por las empresas con las que se asoció.

Algunos fabricantes de dispositivos, dijo el Times, podían obtener información personal sobre usuarios y sus amigos, aunque estos creyeran que habían prohibido la difusión de sus datos.

Archibong dijo que las empresas asociadas habían firmado acuerdos que prohibían el uso de información de usuarios salvo para recrear experiencias al estilo de Facebook. Y la información solo era accesible en los artefactos cuando el usuario decidía dar a conocer la información a sus amigos, aseguró.

Las API en este caso son muy distintas de las usadas por Cambridge Analytica, dijo Archibong. Facebook suspendió a Cambridge Analytica ante las denuncias, y la consultora ha sido disuelta.

Agregar Comentario

Click here to post a comment