Inicio » Slider-Inferior » Tras el dinosaurio de Monterroso

Tras el dinosaurio de Monterroso

A 15 años de su muerte, el autor de “El dinosaurio”
    Compartir

Sonia Hernández.- Siete palabras convirtieron a Augusto Monterroso (Tito Monterroso) en un autor paradigmático de la poética de la brevedad, es decir, del llamado microcuento, microrrelato, minificción literaria o literatura mínima. Próximo a cumplirse el 15° aniversario de su muerte (7 de febrero de 2003 en Ciudad de México), su influencia en las letras latinoamericanas sigue muy presente. De hecho, su texto de 1959 El dinosaurio (“Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”), uno de los relatos más breves de la lengua española, sigue suscitando una enorme cantidad de estudios, hipótesis e imitadores en el mundo.

La relevancia de Augusto Monterroso viene dada por su trabajo magistral de los textos breves. Fue un maestro en sintetizar, en decir muchísimo con pocas palabras, en sugerir”, comentó el escritor, historiador y ensayista venezolano Luis Britto García.

Otro de sus grandes logros es el humorismo. Las letras latinoamericanas y caribeñas, lamentablemente, son en gran parte de una seriedad petrificante. Monterroso es uno de los pocos autores que se atrevió a hacer una obra literaria en tono humorístico, algo que junto a su capacidad de síntesis lo hacen un autor excepcional dentro de las letras de nuestra América”, explicó Britto García, quien se encuentra preparando un libro de microrrelatos.

“Yo diría que aquí en Venezuela hay quienes siguieron su ejemplo, gente como Armando José Sequera, Gabriel Jiménez Emán, y muchos más que aprendimos leyéndolo y que le estaremos siempre agradecidos por el arte que nos legó”, dijo por su parte el periodista, escritor y político Earle Herrera, quien acotó que la obra de Monterroso es “imprescindible en las letras de nuestro continente”.

También breves
Aunque Monterroso es referencia indiscutible en el relato breve, países como Venezuela cuentan también con variados referentes. Si bien los orígenes del minicuento, microrrelato o minificción en América Latina son oscuros, para investigadores como la venezolana Violeta Rojo “podríamos considerar como sus precursores a tres importantes poetas: Rubén Darío (Nicaragua), José Antonio Ramos Sucre (Venezuela) y Vicente Huidobro (Chile)”. El académico Andrés Suárez acota también que “hay que reconocer que el movimiento nos viene de Norteamérica, donde recibe el nombre de short short story, y goza de una popularidad creciente”.

En Latinoamérica , el microrrelato o literatura mínima ha tenido varios auges desde los años 70. Como forma literaria híbrida, encontró en la situación general de América Latina un terreno fértil para subsistir.
En Venezuela, los teóricos destacan un gran número de escritores que lo cultivan, aunque no sea con exclusividad. Además de los ya mencionados, están Oswaldo Trejo, Salvador Garmendia, Eleazar León, Julio Miranda, Ednodio Quintero, Luis Barrera Linares, Blanca Strepponi, Antonio López Ortega, Miguel Gomes, Freddy Ñáñez y Sol Linares.

“Yo diría que en Venezuela hay una gran inclinación por el relato breve”, afirmó Britto García, quien agrega que esto se da por el dominio que tienen los escritores de las formas expresivas. “También hay un conjunto de autores que lo han trabajado y tienen gran influencia en los más jóvenes. Además de Monterroso, por ejemplo, están Julio Cortázar con Historias de cronopios y de famas y Juan José Arreolo con La feria, entre otros”.
Hoy en día la literatura mínima sigue cultivándose en el país, aunque “no pareciera estar en su momento de más producción editorial”, como expresa Violeta Rojo. Gracias a las redes sociales, sin embargo, su presencia entre los más jóvenes se mantiene presente.

ALGUNOS DATOS MÁS

• Según el investigador Lauro Zavala, “la llamada minificción suele condensar en muy pocas líneas elementos de narración, ensayo, poesía, crónica y otros géneros de la escritura. Se caracteriza por la extrema brevedad y la presencia de la ironía literaria…”.
• Su auge en Latinoamérica tiene mucho que ver con figuras como Monterroso, Horacio Quiroga, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar y Macedonio Fernández, entre otros, quienes experimentaron con diversas ficciones más breves, más lúdicas y más transgresoras.
• Cada año se realizan en el país diferentes congresos, talleres y concursos destinados a destacar narraciones breves.

Agregar Comentario

Click here to post a comment