Inicio » Sin rodeos » Cómo saber cuando no le atraes a otra persona

Cómo saber cuando no le atraes a otra persona

Las palabras se las lleva el viento. "Lo que permanece es aquello que hacemos o dejamos de hacer",
    Compartir

ÚN.- Si estás intentando averiguar si le gustas o no, incluso aunque haya habido algo entre ustedes, tápate los oídos y abre mucho más los ojos. Se más atenta a los hechos, que a lo que dice.

Las palabras se las lleva el viento. “Lo que permanece es aquello que hacemos o dejamos de hacer”, dice la coach y grafóloga personal y de relaciones Ainoa Espejo, según esta experta en ocasiones decimos cosas que no pensamos, sentimos ni deseamos, sólo por quedar bien o no herir los sentimientos de los demás. “Por eso, trata de ver más allá de lo evidente”, agrega Espejo.

Señales corporales:

Para saber si la otra persona no está del todo a gusto contigo, nada mejor que observar su lenguaje no verbal, ya que es su subconsciente el que se está comunicando contigo a través de su cuerpo”, apunta Espejo. Fíjate en:

La sonrisa: “Es fácil fingir una sonrisa falsa (pero no tanto una realmente sincera) así que si la persona sonríe con los labios apretados, sin mostrar los dientes; no entorna los ojos, ni le salen patitas de gallo, sin duda es que está forzando la sonrisa. Esto puede significar que no le interesas realmente, que te está siguiendo la corriente, que está tratando de ser amable, o que eso que acabas de soltar no le resulta tan gracioso como tú esperabas”, dice la coach.

La postura: “Si no está interesado/a en ti (o en lo que le estás contando en ese momento), sus pies señalarán en otra dirección (hacia donde se quiere marchar) y ni sus hombros ni sus rodillas apuntarán hacia ti. Si todo esto se produce a la vez, ¡ya es que realidad no le interesas”, subraya Espejo. “También fíjate si tiene una postura cerrada (se cruza de brazos, cruza sus piernas o tobillos) o si se pone a la defensiva demasiado a menudo añade.

Nerviosismo: “Otras señales notorias es hacer ruiditos con algún objeto; mover rápido los pies o las piernas, rascarse más de la cuenta y poner la mano en la nuca frecuentemente. Significa que puede estar incómodo o impaciente, desea marcharse o que avance rápido el tiempo”, cuenta.

Fuente: Portal web www.elle.es