Inicio » Sin categoría » Pdvsa conmemoró 10 años de la nacionalización de la FPO

Pdvsa conmemoró 10 años de la nacionalización de la FPO

Esta instalación permite adiestrar a 12 mil trabajadores, quienes fueron incorporados a la industria para operar los taladros propios 
    Compartir

ÚN.- En el marco de la celebración de los 10 años de la nacionalización de la Faja Petrolífera del Orinoco, el presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Eulogio Del Pino inauguró el Taladro Escuela TE-001 Hugo Chávez en el Distrito San Tomé, al sur del estado Anzoátegui.

El acto inaugural contó con la participación de la Junta Directiva de la Industria, entre ellos la vicepresidenta Ejecutiva de Pdvsa, V/A Maribel Parra; el vicepresidente de Exploración y Producción y director Ejecutivo de FPO, Nelson Ferrer; el presidente de Pdvsa Servicios, Osmel Molina; y el director Adjunto Faja, Jhoel Zambrano, entre otros.

“Esta celebración corresponde a los 10 años de la soberanía petrolera, desde aquel 1° de mayo de 2007 cuando nuestro Comandante Supremo rescató la  Faja de las manos de transnacionales y pasó al pueblo venezolano, 10 años después de ese evento histórico seguimos dando la batalla”, señaló Del Pino.

Del Pino explicó que los Taladros Escuela son simuladores de última tecnología que contribuyen a optimizar los procesos educativos medulares de la industria, para fortalecer la capacitación de la clase trabajadora en materias tan estratégicas como la perforación y el mantenimiento de pozos productores.

Cada taladro está totalmente automatizado y cuenta con un sistema de control de los más avanzados del mundo. Está constituido por sistemas de circulación, levantamiento, rotación, potencia, bombas, malacate y transformador. Cuentan con una Sala de Simulación de Operaciones y Adiestramiento con cámaras ajustables en el taladro, proyectores para mostrar datos de perforación, sonido y dispositivos de seguridad.

Finalmente, el presidente de Pdvsa recordó que gracias al Comandante Hugo Chávez se concretó el concepto de soberanía tecnológica, que consistió en hacer con nuestros propios recursos lo que hacen otros como un servicio. “Gracias a Chávez  se adquirieron 170 taladros  en China, que hoy apalancan nuestra producción”, ratificó.