Inicio » Sin categoría » Laura Antillano | Jugar el todo por el todo

Laura Antillano | Jugar el todo por el todo

    Compartir

Laura Antillano.- En Barranquilla, Colombia, el 30 de julio, próximo pasado, en los  XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe una venezolana: Betzabeth Arguello,  ganó la medalla de oro en la división de los 53 kilogramos de la lucha libre. Con una gran soltura se expresó ante las cámaras de los medios y habló muy profesionalmente de su triunfo.

Con la ironía que pueden suponer, relacionamos esa noticia, gloriosa, con un suceso nefasto ocurrido el año pasado, cuando  fue asesinada una fémina, quien laboraba en organizaciones sociales, y su marido la lanzó desde un piso 11, causando su muerte. Recordamos el doloroso hecho porque se comentaba el vínculo de esta pareja, nada menos que con el Ministerio de la Mujer.

La dolorosa circunstancia produjo una especie de sacudida nacional y siempre hubo un volver a revisar cifras y estadísticas, no solo en Venezuela sino en el mundo entero, y confrontar una vez más la enorme injusticia que sigue señalando a las mujeres como víctimas de las contiendas más aberrantes, sin que  esta circunstancia presente un cuadro radical de cambio en pleno siglo XXI.

Distintos proyectos editoriales y audiovisuales en el planeta proponen materiales interesantes de uso escolar y de libre inserción  social, con el propósito de ir sembrando en las niñitas ideas que  les formen con un concepto valorativo de sí mismas, no ya como muñequitas de vitrina, sino como seres pensantes con derecho a la independencia y el libre albedrio.  Y, felices, nos encontramos con chamas inteligentísimas, en áreas cercanas como el periodismo y la investigación científica y creativa, cuya actitud nos gana y produce optimismo con relación al futuro….Pero llegan las estadísticas con sus cifras y de nuevo un temblorcito desagradable nos estorba.

¿Y entonces?  Bueno, también ganó una venezolana en los 76 kilos: Barranquilla,  1ero de  agosto, María José Acosta, también  en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Y nos preguntamos, ¿por qué a una de estas chicas  no les tocó ese personaje por pareja? Me refiero al que lanzó a la dama desde el piso 11 del edificio.

Si revisamos otras áreas: Las argentinas se han anotado muchos puntos en sus luchas por la legalización del aborto, superando a varios países en cuanto al acercamiento al triunfo en esta contienda.  El 8 de agosto el senado deberá votar la decisión final que convertiría en ley ese derecho. De modo que unas “son de cal y otras de arena” como reza el refrán. Pero es indudable que el acceso al aborto sin riesgos es fundamental “para la protección de la vida y la salud de las embarazadas”. A  Venezuela  le llevan como se dice: una morena, en esa contienda, igual que en lo relativo a la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, que ya es pan comido en muchos países del Continente (y si mal no recuerdo, aquí se planteó bastante antes).

Y regresando a los juegos de Barranquilla, a final de cuentas, esta nota quiere celebrar  el triunfo de las y los venezolanos en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de este año. Entre otras cosas en esgrima y  el primer lugar entre los 12 países que participaron en karate. Y porque además debe ser duro soportar esa campaña pública de “desacreditación de lo venezolano” en espacios públicos como esos, teniendo gente laboriosa y apasionada  jugándose el todo por el todo.

@LauraAntillano

Agregar Comentario

Click here to post a comment