Masaje Sensual

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

No existe mejor forma de hacer que tu pareja desee una relación sexual excitante. Cuando practiques este método de estimulación erótica, emplea una loción especial para masajes, la ideal sería aquella con aceites aromáticos diluidos que resultaran sensuales.

• Si durante el acto usas un preservativo, no utilices aceites de base mineral.

• Tu pareja debería tumbarse desnuda boca abajo. Extiende loción de masaje en su espalda con un movimiento circular amplio para calentar la piel. Continúa con movimientos lentos, deslizantes y fluidos que sigan las curvas y los contornos de su cuerpo. Si encuentras un músculo agarrotado o tenso, masajéalo con suavidad. Pregunta a tu pareja lo que le gusta y presta atención para así interpretar sus gemidos.

• Una vez hayas  acabado con la espalda, cúbrela con una toalla y desplázate hacia las nalgas y la parte posterior de una pierna (trata de mantener la otra tapada). Masajea la pierna izquierda desde las nalgas hasta el pie, después cubre esa pierna y dedícate a la otra.

• Pídele que se dé la vuelta para que puedas masajearla por delante. Acaríciale con cuidado la zona pectoral y los hombros, evitando los pechos al principio. Después baja lentamente hasta llegar al abdomen y después hacia las piernas. Empieza a provocarla un poco deslizando los dedos cerca de sus pechos y genitales para después retirarlos. Cuando empiece a sentirse excitada, masajéale los pechos y pellízcale con cuidado los pezones para ver si le gusta. Finalmente, masajea la cara interior de los muslos, una zona sumamente erógena para  la mayoría de las mujeres. Alterna los movimientos firmes con los suaves, acercándote lentamente a sus genitales. Si quieres practicar el sexo oral, acuérdate de no poner nada de aceite o crema en la zona, o bien utiliza un lubricante que pueda ser comestible (por ejemplo, aceite de oliva, nata, yogur o gel de diferentes sabores). El clítoris es la parte más sensible de los genitales femeninos y debería estimularse una vez que tu pareja esté bien excitada. Utiliza caricias lentas y suaves con mucha lubricación.

• En este momento, los dos deberían estar excitados, y tienes que decidir si quieres que tu pareja disfrute del orgasmo por su cuenta o continuar con la penetración. De todos modos, una sesión de masturbación mutua puede resultar igual de placentera  para ambos.

ACEITES AROMÁTICOS

Se dice que los siguientes aceites tienen propiedades sensuales:

Ylang Ylang: esencia muy dulce que estimula los pensamientos eróticos.

Tuberosa: su rico y cargado aroma potencia la sensación de sensualidad.

Jazmín: su efecto poderoso y seductor te ayuda a relajarte y a combatir el estrés.

Aceite de rosas: esencia erótica, llena de misterio oriental, que propicia el acercamiento.

Rosa de Marruecos: desprende un olor a tierra con un matiz erótico, caliente y oscuro.

Sándalo: esencia dulce y rica con propiedades relajantes y seductoras. Dr. Miguel Sira. Médico Sexólogo.

Para que el Dr. Miguel Sira responda tus preguntas a través de esta columna, contáctalo por: www.instagram.com/drmiguelsira/ | www.twitter.com/drmiguelsira  | www.miguelsira.tips | miguelsirav@homtail.com | Teléfonos 0212-761.37.07 – Celular 0416-622.79.18

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
×
Publicidad
×