¿Cómo son las parejas gays?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Hola Doctor Sira, siempre me ha llamado la atención como vive una pareja de homosexuales, porque son tan diferentes a uno, que no me los imagino conviviendo en pareja. José Luis, 26 años, Caracas.

Estimado José Luis, las parejas homosexuales, ya sea de hombres o de mujeres, no son tan diferentes de las heterosexuales. Puedes ver que festejan aniversarios, se dan regalos, se pelean, lloran, se reconcilian, conviven y comparten muchas cosas y muchos momentos.

En el fondo los seres humanos no somos tan diferentes los unos de los otros. Te narro una anécdota que me parece interesante, una vez escuche a 2 amigas conversar, y una le decía a la otra que no podía entender a una pareja homosexual, a lo que la otra contestó:

-¿Alguna vez has sentido atracción, amor, celos, ternura o pasión por otra persona?

La amiga le contesto:

-Sí.

-Entonces, ¿Qué es lo que no puedes entender? Lo de menos es si se trata de un hombre o una mujer; las personas somos mucho más que sexos. Imagina que el esposo de una amiga me cae mal y me parece feo, incluso puedo preguntarme qué le ve; pero no por eso dejo de comprenderla cuando me cuenta sus problemas y satisfacciones, pues yo también tengo pareja y vivimos más o menos lo mismo.

Quizás la duda más frecuente de la mayoría de las personas heterosexuales es preguntarse ¿Quién es el hombre y quien la mujer? La respuesta es: no hay un hombre y una mujer, sino dos hombres o dos mujeres; por tanto el esquema cambia.

Es un mito pensar que en una pareja gay siempre hay un hombre amanerado y uno viril, o una mujer con apariencia masculina y otra femenina. Por supuesto que si llega a suceder, pero no es ninguna regla. Muchas veces las dos mujeres son igualmente femeninas o masculinas. Lo mismo ocurre en el caso de los hombres: pueden estar juntos dos varones muy viriles, incluso muy machos, o bien ambos pueden ser delicados y sensibles.

Para que el Dr. Miguel Sira responda tus preguntas a través de esta columna, contáctalo por:www.facebook.com/miguelsirav | www.twitter.com/drmiguelsira

www.miguelsira.tips | miguelsirav@homtail.com

IIBA CCBA PDF Exams

IIBA CCBA PDF Exams I walked CCBA PDF Exams towards this strange IIBA CCBA PDF Exams voice, like The IIBA CCBA PDF Exams sound of rain IIBA CCBA PDF Exams dripping from the eaves onto the window IIBA Certifications CCBA sill is clear and slight. The slight snoring came out of the bedroom. The IIBA Certifications CCBA PDF Exams floors and walls absorb the slippery things, and under the light, they are like faint molds. It took him a long time to Certification of Competency in Business Analysis get used to this new job.

Ning an is IIBA CCBA PDF Exams saying Certification of Competency in Business Analysis that he is saying, If you IIBA Certifications CCBA have something, you will talk about it. I want to IIBA CCBA PDF Exams talk to IIBA CCBA PDF Exams you about the CCBA PDF Exams taste of sleeping with you. In the past, CCBA PDF Exams she calmly prepared lessons for teaching, calmly engaged in cultural relics research, and calmly handled the various educational affairs of Shangjili University.

So on the day the white stone was received, just like waking up from a dream, I decided to go to the bathing hall and take a shower where I found a sly grandfather to give mud, and then I IIBA Certifications CCBA PDF Exams found someone to wear. Ming Cheng s heart Certification of Competency in Business Analysis is most strange. Mingyu just nodded with Ming Cheng IIBA CCBA PDF Exams Zhu IIBA Certifications CCBA CCBA PDF Exams IIBA CCBA PDF Exams Li and said no, but did not slow down the pace and left. Let the leaves of the crop scratch our face and let the weeds entangle our bodies. They only record spending over one hundred yuan.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print