Inicio » Revista Dominical » Té verde

Té verde

    Compartir

El té verde ha ido incorporándose poco a poco en las diferentes fórmulas de productos de belleza y cuidado personal. Diversos estudios e investigaciones han demostrado que cuenta con propiedades antioxidantes, efectos terapéuticos, purificantes y rejuvenecedoras que ayudan a prolongar la sensación de bienestar, embellece la piel, fortalece el cabello y ayuda a reducir grasas, entre muchas otras virtudes.

Es rico en antioxidantes, importantes porque nos ayudan a protegernos de los “radicales libres” que, aunque son de origen natural, resultan perjudiciales para nuestra salud ya que pueden causar cáncer, enfermedades del corazón, y acelerar el proceso de envejecimiento. Tener un consumo regular de antioxidantes reduce el número de radicales libres, así como el colesterol. También, el té verde es una sustancia natural que contiene ingredientes que son capaces de eliminar las toxinas que causan a nuestros cuerpos a aferrarse a las células grasas, así como tiene la capacidad para acelerar el metabolismo. Como beneficio adicional, aumenta la oxidación de las células grasas y proporciona más energía que otras bebidas con cafeína.

Sus numerosas propiedades lo transforman también en el complemento ideal de un masaje relajante, tan antiguo en Oriente y relativamente nuevo en Occidente. Si se aplica por vía percutánea posee un efecto lipolítico importante y un alto poder para disolver nódulos de grasa y eliminar la celulitis rebelde. Tiene, además, un gran efecto de nutrición y regenerativo de la piel, actuando de manera eficaz contra la retención de líquidos y edemas, como también es excelente para tratar la congestión del sistema linfático, siendo excelente para quienes sufren de hipotiroidismo.

RICO EN BUENOS COMPONENTES

El té verde contiene flavonols y catechins, sustancias con características antioxidantes, anti-tumor, antiinflamatorias, y antimicrobianas. También, es rico en vitaminas A, B2, C, carotenoides, calcio, cromo, magnesio, manganeso, hierro, cobre, zinc, molibdeno, sodio, fósforo, cobalto, estroncio, níquel, potasio, aluminio, flúor y selenio; mientras entre sus aminoácidos se encuentran el triptófano, la glicina y, en particular, la teanina. Además, funciona como antibiótico, y combate bacterias como los estafilococos más ciertos virus.

CONTRA LA CAÍDA DEL CABELLO

El té verde está indicado para mantener en buen estado el cuero cabelludo, por lo que los expertos en belleza recomiendan volcar una taza de té tibio sobre la cabellera durante el enjuague final. Haciendo distintos pruebas, se puede comprobar cómo, poco a poco, la salud del cabello irá mejorando cada vez más, el cual se mostrará reluciente, brillante, y muy bien cuidado. En el caso de la caída del cabello, es reconocido que un causante principal de la pérdida del pelo del 95% de los hombres es el DHT o Dihidrotestosterona.

Por lo tanto, el aspecto principal de la estrategia para detener la pérdida del cabello es bloquear el DHT, lo que se puede lograr no permitiendo la atadura de DHT a los receptores de los folículos del pelo e inhibiendo la producción de la enzima alfa-5 reductasa. Para ello, el té verde es un antioxidante extremadamente potente que también reduce el DHT y el colesterol. Si lo que queremos hacer es cubrir canas, evidentemente se tendrá que hacer con tintes especializados, pero para disimularlas, se puede aplicar una infusión de té verde que las oscurece mas no las cubre por completo. Así, en vez de tener que teñirse cada 15 días, se puede ir alternando con el té y así el cabello no sufre los efectos de los tintes.

PARA REBAJAR

El té verde se diferencia de otros tés, ya que no se fermenta antes de ser vaporizado y secado. Esto significa que tiene más parecido a la planta original en su composición y proporciona más beneficios que otros tés que tienen una elaboración adicional. La pérdida de peso se produce con el té verde porque es rico en polifenoles, sobre todo en catequinas. En distintos estudios, estas sustancias han demostrado tener muchos efectos beneficiosos para nuestra apariencia y salud. Varios estudios han demostrado que las personas que beben grandes cantidades de té verde, frente a otros tipos, pierden peso a un ritmo más rápido que los que no toman el té verde. Los resultados obtenidos en estos estudios no son el resultado sólo de beber té verde sin más: los sujetos fueron instados a vigilar su consumo de grasa y a someterse a un régimen de ejercicio.

SIN EXAGERAR

La manera más común de prepararlo es como infusión, hervimos el agua, colocar en el fondo de una taza un poquito de té verde, y verter el agua hirviendo, esperar unos minutos, colar y ya lo podemos consumir. Es mejor tomarlo recién hecho, cuando ya está tibio o a la temperatura que lo prefiera. Las partes útiles de la planta de té verde son las yemas, las hojas y el tallo. El té verde es té no fermentado y se elaborara por cocción al vapor de las hojas frescas a altas temperaturas. Durante este proceso, el té verde es capaz de conservar las importantes sustancias químicas llamadas polifenoles, responsables de muchos de los beneficios del té verde. Sin embargo, no exagere en cuanto a su consumo pues la cafeína presente en el té verde puede producir efectos secundarios, tales como dolor de cabeza, nerviosismo, trastornos del sueño, vómitos, irritabilidad, ritmo cardíaco irregular, temblores, acidez, mareos, zumbido de oídos, convulsiones y confusión.

Carmen Martin

Agregar Comentario

Click here to post a comment