Inicio » Revista Dominical » Pestañas XL

Pestañas XL

    Compartir

Las pestañas se han convertido en protagonistas del rostro femenino: Ya sea pintadas de morado, café, azul o verde, o con extensiones y rizados, estelarizan un “boom” estético y hoy todas desean pestañas de infarto, a imagen y semejanza de Betty-Boop.

“Si se piensa bien, los ojos son los verdaderos protagonistas de la expresión facial, mientras que la boca y la nariz ocupan papeles secundarios”, dice la experta en pestaña Elena Comes, quien asegura que “unas cejas bien diseñadas y unas pestañas pobladas, largas, curvadas y oscuras envuelven a la mujer con un halo provocativo”.

Por este motivo, hay que cuidarlas y mimarlas a diario. Maquillarse, desmaquillarse, la contaminación, el estrés, una dieta desequilibrada, el abuso del alcohol, el tabaco y los efectos negativos de los rayos UV son algunos de los impactos diarios que debilitan las pestañas y las hace envejecer más rápidamente.

“La máscara de pestañas, es el nuevo esmalte de uñas”, explica Comes, quien asegura que “el color negro ha dejado de reinar en la mirada”. Morados, verdes, azules y fucsias se instalan. “Tonos atrevidos que es preferible aplicarlos con máscara de pestañas y desestimar los teñidos de larga duración”, explica la experta.

La extensión de las pestañas es otra opción para lucirlas bonitas y en tamaño XL. “El proceso es sencillo y rápido”, según la especialista, quien comienza el protocolo retirando los restos de maquillaje y aplicando parches antiarrugas en el contorno de los ojos. Acto seguido, se peinan y se aplican las extensiones a todas las pestañas hasta conseguir la curvatura, el grosos y la longitud deseada. Por último, se sella la unión del adhesivo y se da brillo a la extensión.

Las extensiones de pestañas duran entre ocho y doce semanas, dependiendo del ciclo de vida de las pestañas naturales y el cuidado que se les procure. Con un pequeño mantenimiento cada dos semanas, se pueden mantener las pestañas tanto tiempo como quieras.

PASO DEL TIEMPO

Según la calidad y fortaleza del pelo, las pestañas envejecen antes o después. “Suele ser a parir de los 30 años cuando se empiezan a notar más finas y menos pobladas. Y es que al igual que pasa con la piel y el cabello, el proceso de renovación también se ralentiza”, cuenta Elena Comes. Otro mal de la edad es la pérdida de pigmentación fruto de la reiterada exposición solar que hace que las pestañas parezcan más cortas. Consciente de este problema, algunas firmas cosméticas han lanzado productos que alargan las pestañas gracias a fórmulas que incluyen complejo péptido, proteínas y vitamina B5.

PELO A PELO

Toma suplementos vitamínicos con regularidad. Una nutrición adecuada es esencial para el crecimiento del pelo propiamente dicho, y de sus pestañas. Disfruta de la proteína adecuada, ya que contienen aminoácidos que a su vez contribuyen a la formación de la queratina, la composición primaria de las uñas, cabello y piel. En fin, come sano.

Vitaminas B5, C y E, minerales como el magnesio, el zinc y el silicio ayudan al crecimiento de las pestañas. Esto significa comer más manzanas, zanahorias, tomates, naranjas, nueces, cebollas y productos del mar. Eso sí: come las frutas y verduras con la piel.

Bebe mucha agua y otros líquidos. Un estilo de vida saludable significa un cabello y pestañas abundantes. Evitar el exceso de alcohol y cafeína, ya que retardan el crecimiento del cabello. Reducir la comida chatarra y evitar tomar alimentos salados y natural de más. Sé orgánico.

Recuerda que debes mantener tus pestañas flexibles e hidratadas. Las pestañas secas son más propensas a la rotura, por lo que los especialistas recomiendan aplicar una capa fina de vaselina, aceite de ricino, aceite de vitamina E o aceite de oliva para las pestañas antes de irse a la cama. Además de ser un acondicionador natural, esto también ayuda en el crecimiento de las pestañas gruesas.

CUIDADOS EN CASA

Si eliges utilizar un acondicionador de pestañas, opta por acondicionador a base de hierbas o botánicos, ya que tienen menos probabilidades de irritar los ojos. También, limpia tus pestañas con agua o leche caliente con un trozo de algodón. No aplicar el aceite durante el día, especialmente cuando sales, porque las cremas tienden a atraer el polvo y la suciedad.

Otra alternativa es masajear los párpados suavemente todos los días. Esto mejora la circulación sanguínea a las zonas que rodean el ojo y estimula los folículos del pelo alrededor de los ojos. Finalmente, no hay que olvidar revisar el cuero cabelludo con caspa: Si tienes caspa, es probable que las circunstancias que llevaron a su formación también puedan conducir a la pérdida de las pestañas. En este caso, toma una mezcla de extracto de caléndula y aceite de la flor del maíz y masajea las pestañas con esta loción durante cinco minutos.

Agregar Comentario

Click here to post a comment