Inicio » Revista Dominical » Pensamientos que te bloquean

Pensamientos que te bloquean

    Compartir

Hola Doctor Sira, le envío saludos desde Puerto Cabello. A los 17 años tuve mi primera relación sexual y todavía no he logrado alcanzar el orgasmo, a pesar de los esfuerzos que ha hecho mi pareja. El problema es que no he logrado sentir nada y eso me da miedo porque no quiero ser una mujer frígida. Antes de tener relaciones con mi pareja se presentaban ocasiones donde pude haber sentido algo a través de besos y caricias pero no llegaba a nada porque yo no dejaba, debido al temor de que mi madre se diera cuenta. Ahora que mantengo relaciones sexuales completas y que quiero que suceda no siento nada, ni siquiera me lubrico  y la penetración me duele mucho. Por esto yo acudo a usted para que me oriente que debo hacer para alcanzar un orgasmo, espero su respuesta. Thais, 19 años, Puerto Cabello.

Es probable que la educación que recibiste desde niña, social y culturalmente, estuvo ligada a la privación y al no disfrute de tu sexualidad, provocando pensamientos que te inhiben en la actualidad, tales como: “No debo sentir placer si me tocan”, “Lo que hago esta mal”, “Yo no debo tener placer a través de mi cuerpo”, y por ultimo el clásico pensamiento “¿Para que ir a una relación sexual? Si yo no siento nada…” Este aprendizaje que quizás fue funcional en nuestro desarrollo pudiera ser decisivo en el disfrute o no de nuestra vida sexual de adultos. Debido a esto se hace necesario eliminar las creencias erróneas acerca de nuestra sexualidad, desinhibirnos e integrarnos al máximo a lo que sentimos en ese momento.

Estas son algunas recomendaciones fundamentales durante una relación sexual tanto para las mujeres como para los hombres: Desinhibirte No cuestionar tu desempeño sexual Sentir y no pensar Dar y recibir mucho afecto Aplicar la técnica del avance con retroceso: empezar la estimulación manual u oral por cara, cuello, senos, extremidades, vagina y llegado a este punto comenzar a subir de nuevo Alargar la fase de excitación mediante besos, caricias y sexo oral Después de la penetración, variar los movimientos de lentos a rápidos y viceversa Si te cuesta manifestarle a tu pareja donde quieres que te estimule entonces, aprende a utilizar las técnicas de señalamiento, guíalo con tus manos No dedicarse a estimular mucho el clítoris, porque la exageración puede provocar una baja en el umbral de la sensibilidad causando molestia en vez de placer. Suerte y disfruta del placer de esas nuevas sensaciones…

Dr. Miguel Sira. Médico Sexólogo. miguelsirav@hotmail.com

Agregar Comentario

Click here to post a comment