Inicio » Revista Dominical » ¿Largo o corto?

¿Largo o corto?

    Compartir

El corte de cabello dependerá de la edad, el tipo de rostro y las tendencias.

Cambiar el corte del cabello lleva implícito un riesgo, pero la melena cuadrada es un estilo clásico muy favorecedor que acepta reinterpretaciones en la zona de la nuca, el flequillo y los laterales. La melena cuadrada, también llamada long bob permite llevarlo suelto o recogido. Con raya en medio, al lado derecho o izquierdo y las puntas con volumen, este corte resuelve con eficacia el peinado diario de la mujer.

Con un corte un poco más largo de mitad del cuello hacia abajo, se puede conseguir un resultado más sensual. “Bañadas en tonos caramelo, miel o rojizos y salpicada con mechas tono sobre tono y ligeras ondas relajadas, la long bob resulta favorecedora y admite las mechas con ondas sensuales, juveniles y divertidas”, señala la esteticista Carmen Gil Esteban, para quien la melena corta se puede conseguir un peinado con ondas playera y toque muy fresco trabajando mechón por mechón.

No obstante, cada vez que hay un cambio de vida drástico, hay posibilidad de emprender una transformación en el cabello. Etapas como el fin de la universidad, el matrimonio, la luna de miel, tener a un hijo y -sobre todo- un rompimiento amoroso o laboral, son motivo suficiente para evolucionar en el estilo. “Es una decisión consciente o inconsciente, pero que se da en la gran mayoría de las personas”, comenta Gil Esteban, quien pasa a hacer sus recomendaciones sobre el tipo de corte ideal según el tipo de rostro y la edad, precisando de antemano que “existen muchos mitos en torno a los cambios que se realizan estéticamente, y se cree que con los años el cabello debe ser corto y durante la juventud, largo. Eso no siempre es así”.

Pero para poder presumir de una melena sana y brillante se debe velar por su salud. El exceso de sol, el salitre del mar, la contaminación y el mal uso y abuso de químicos pueden dañar el cabello. “Lo más importante es tratar el cabello de forma personalizada”, puntualiza Gil Esteban, quien “apuesta por fórmulas capilares con principios activos. Los tratamientos de hoy en día tienen la capacidad suficiente de reconstruir la fibra capilar desde el interior, cerrando la cutícula sin apelmazar el cabello”.

SEGÚN EL ROSTRO

En general el corte de pelo estará condicionado principalmente por nuestra tipología de cara o rostro aunque factores como nuestra forma de vestir o nuestro trabajo también deberán ser tenidos en cuenta para ver cuál es nuestro corte de pelo ideal. Es importante dejarse asesorar por un buen estilista y, obviamente, por el sentido común.

CUADRADO

Las personas con una cara más cuadrada o facciones más anchas suelen quedar mejor con un corte de pelo largo, que les cubra la frente y no pase de los hombros, pero a la vez con mucho volumen. No les conviene recogerse el cabello ya que destacaría más la mandíbula. Las mechas suelen ayudar a “alargar” su cara evitando la sensación de cuadrado. Los zarcillos también favorecerán esa sensación.

OVALADO

La mayoría de estilistas coinciden en que este tipo de caras son muy “agradecidas”, elige tu corte de pelo favorito ya que casi todos los cortes le van bien. Es muy importante que no nos cubra demasiado la cara a fin de que no la reduzca.

REDONDO

Las caras o rostros más redonditos deben evitar el corte de pelo que aumente este aspecto; por ello, no conviene un corte de pelo corto y esponjoso o voluminoso. Lo ideal serían cabellos largos o medias melenas sin volumen.

ALARGADO

Convendrá un corte de pelo que ayude a conseguir más sensación de amplitud. El cabello no conviene que largo ni liso y, en general, buscaremos el máximo de volumen (rizos o permanente) a fin de redondear nuestro rostro.

ACORAZONADO

Es la típica cara con forma aniñada ya que tienen poca barbilla o mentón. El corte de pelo ideal sería aquella que busca compensar esa zona más “pobre”. En la mayoría de los casos la persona se ve mejor con un corte de media melena, en diferentes capas y bastante volumen en la parte inferior. Así esa zona se ve más “llena”.

PARA CADA EDAD

20 años: Versátil

Puedes probar todos los tipos de cortes y peinados. Ten en cuenta que el cabello corto hace ver madura; mientras que los largos con flequillo, natural y romántica. Para escoger un corte de cabello, lo primero es que tengas en cuenta tus metas profesionales, pues si estás en el área artística el cabello largo va muy bien, mientras que si estás en el mundo de los negocios un corte bob es ideal. Experimenta con la longitud y color, pues si no funciona hay otras opciones. A los veinte años el cabello crece más grueso y rápido que en cualquier otro momento de la vida. En cuanto al color, la clave es la reinvención. Si escoges un diseño corto, busca uno que sea moderno y esté dentro de las últimas tendencias.

 30 años: Práctica

Puedes usar cualquier estilo, pero en esta etapa de la vida es probable que quieras uno que se adapte a tu estilo. Las ondas sexys son una opción, así como también intentar con el cabello largo y lacio. Ser mamá no es sinónimo de que no puedes ser sexy, por lo que no tengas miedo al cabello corto. En caso de que hayan aparecido las canas, consulta a tu estilista sobre el color que más te conviene usar al tinturar. Camuflar los cabellos grises puede convertirse en una excelente oportunidad para cambiar tu tono.

40 años: Elegante

No tienes razones para llevar el cabello corto a esta edad, pero si quieres un aspecto elegante debes probar con el cabello en punta o unas ondas hasta más arriba del hombro. Intenta con un corte en capas y experimentar con un tono más claro. El despuntado, de imprecisión controlada, es ideal pues el resultado es un pelo corto sofisticado y poco convencional. Es importante que tengas cuidado con tu cabello, pues a medida que los años pasan se hace más frágil. Para fortalecerlo puedes utilizar aceite caliente una vez por semana y cortarlo cada 6 semanas.

 50 años o más: Sofisticada

El cabello color plata puede llegar a ser muy sexy, pero no todas las mujeres son tan valientes como para quedarse con su color natural. Es por esto, que a medida que pasan los años el color más común es el castaño claro. Una mejor opción para las mujeres de cabello oscuro natural es pintar su cabello con una base oscura y hacer reflejos más claros. Sí, puedes tener el pelo más largo. Simplemente no lo dejes crecer debajo de los hombros. Tira de tu pelo hacia atrás en un moño sofisticado y muestra tus hermosas características.

Agregar Comentario

Click here to post a comment