Inicio » Revista Dominical » Depuración que embellece

Depuración que embellece

    Compartir

Una alimentación para desintoxicar el organismo mejora el aspecto de la piel.

Conocer el índiceglucémico de nuestro organismo, los secretos de una buena dieta desintoxicante que nos revitalice sin la necesidad de recurrir a los excesos para dejar de comer, más una alimentación equilibrada, son elementos que nos ayudan a mantener el cuerpo limpio, equilibrado y a tono.

Con tales propósitos, la nutricionista Paula Rosso aconseja una dieta antioxidante “perfecta para mejorar las defensas del organismo”.Explica que incorporar hábitos alimentarios saludables, como, por ejemplo, el consumo de alimentos ricos en fibra, evita la subida de la insulina y facilitan la pérdida de peso.También, Rosso recomienda un poco de sol para recargarnos de vitamina D. “Con 20 minutos es suficiente” para evitar enfermedades degenerativas.En su propuesta alimenticia, dice: ¡hola!, a los carbohidratos integrales y, ¡adiós! a los azúcares y harinas refinadas que favorecen la “inflamación crónica del organismo”.

Pese a que sorprenda recomienda tomar café, “mejor natural que torrefacto porque contiene más antioxidantes” y protege contra la diabetes. A su vez, la especialista comenta que el té contiene catequinas y polifenoles y, según esta dieta antioxidante, mejor el “blanco, seguido del verde”.La buena fama de la manzana está bien fundada y una al día es una excelente proporción.

Los frutos del bosque también los incluye como favorecedores del sistema, ya que contienen un alto efecto antiinflamatorio, a ellos añade el caqui, una fruta tropical genial como arma antirradicales libres.Los pimientos, las nueces, las espinacas y el aceite de oliva son ricos en vitaminas C y E y favorecen el sistema inmune.

La cena debe ser variada pero completa y liviana. Comienza con una sopa natural, como la de vegetales con cebada y alga nori. Acompaña con agua de avena o agua mineral, y termina con un delicioso postre de manzanas horneadas con un poco de jengibre y canela.Antes de dormir, un té de limón o de toronjil para alivianar las funciones digestivas y hepáticas durante la noche será ideal, y ya tendrás tu cuerpo desintoxicado en pocos días.

Elimina de tu día a día el consumo de alcohol, de bebidas carbonatadas y azucaradas, de café, y de todo producto artificial. Modifica tu menú, comiendo frutas y vegetales crudos y bien lavados, o bien algunas pocas carnes cocidas a la plancha o al vapor, sin grasas ni pieles.

SIN DIETAS MILAGROSAS

No se deben buscar resultados a corto plazo. El doctor Carlos Jarne asegura que las fibras alimentarias solubles, extraídas de frutas ricas en pectina (fibra natural), en cantidad suficiente, actúan como un filtro para el intestino para frenar la absorción de glúcidos y mejorar así el controlglucémico.

Para gestionar el peso idóneo para nuestra constitución es vital controlar el aporte cotidiano de alimentos bajos en índiceglucémico (IG) pues, según Jarne, diversos estudios han demostrado que una dieta con un IG bajo favorece la pérdida de peso y contribuye a la oxidación de las grasas, con lo se reduce su acumulación en el organismo.Los alimentos que contienen ciertas fibras solubles, como la fruta o alimentos con cereales integrales, tienen un índice glucémico bajo, todo lo contrario que los alimentos refinados.

La naturaleza o la cocción son también factores que influyen en el índiceglucémico. La pasta “al dente” tiene un IG más bajo que la pasta excesivamente cocida, ya que el almidón gelatinizado se digiere más despacio.

DERRUMBAR MITOS

– Álex Pérez, nutricionista de GoFit, asegura que sobre la alimentación existen algunos mitos que conviene revisar como el hecho de que la sal engorda. “La sal retiene líquidos pero no genera grasa”, aunque el agua retenida hace que aumente el peso corporal.

– Pese a lo que siempre se ha dicho las espinacas no aportan tanto hierro como para ser eficaz para el organismo, ya que el aporte de otros alimentos de origen animal es mucho más efectivo.

– “No es cierto que los productos lácteos perjudiquen la salud”, dice el nutricionista, quien añade que depende de su contenido en grasa y de la cantidad que ingiramos.

– Los productos integrales engordan menos si tienen la misma composición que los hechos con harina refinada, “aunque no de forma espectacular”.

– “Unas galletas integrales no dejan de ser galletas, con mucha grasa y azúcar, aunque la harina para su elaboración sea integral”, concluye.

Agregar Comentario

Click here to post a comment