Inicio » Revista Dominical » Delicioso encanto

Delicioso encanto

    Compartir

Un buen aspecto se inicia con lo que está en la nevera.

Para realzar o alcanzar la belleza, el primero de los cuidados a tomar en cuenta es el régimen alimenticio, que sirve de base para una piel suave y limpia, un cabello brillante y unos ojos resplandecientes y labios rosados. En primer lugar, debes prestar atención a dos aspectos fundamentales, como lo son la calidad y la cantidad de los alimentos, ambos muy importantes ya que la calidad del alimento, su valor nutritivo y las calorías que contenga, podrán permitir comer un poquito más de algunos de ellos que de otros.

La calidad y la cantidad están estrechamente relacionadas: algunos alimentos, detrás de un sabor delicioso o muy agradable, no poseen ningún valor nutritivo, muchos son tóxicos o simplemente engordan, por lo que hay que estar bien enterado del contenido alimenticio de lo que se come. Vigila sobre todo el valor del alimento y sus calorías, además de las vitaminas que ellos poseen. A la hora de comer hazlo con la responsabilidad de quien sabe que eso va a dejar una huella… ¿Buena o mala? Dependiendo de la selección.

La nutricionista Ana Julieta Jiménez sugiere evitar el hábito de estar “picando” entre comidas, simplemente por aburrimiento o para “compensarse” de algo que jamás se va a resolver comiendo; así como “tener en la nevera sólo alimentos nutritivos. Es un buen método para evitar las debilidades. Otro consejo es tomar agua en abundancia No sólo es muy necesaria para la salud, sino que ayuda a combatir la celulitis y eliminar las impurezas. Pero durante las comidas, trate de evitarla o de reducirla”.

La piel se renueva constantemente debido al recambio de las células epidérmicas, renovación que requiere un aporte continuado de nutrientes pues su déficit ocasiona alteraciones en el crecimiento y la apariencia. “Carnes, pescados, huevos, lácteos, legumbres, cereales y frutos secos, conforman el combo básico que toda persona debe respetar para conservar el buen aspecto” asegura la especialista, pasando a indicar que fibras tales como los cereales y afrecho arrastran las grasas y limpian el organismo.

La dieta mediterránea es altamente aconsejable, principalmente el aceite de oliva, cada vez más confirmado en sus enormes beneficios. La cultura gastronómica oriental también aporta productos como la lecitina de soja y ambas concuerdan en la idoneidad de las dietas en las que el pescado de grasas insaturadas participa sobre las carnes a la hora de aportar proteínas a nuestro cuerpo. A su vez, los huevos son ricos en proteína y los expertos afirman que comerlos en el desayuno constituye una de las mejores maneras de conseguir un pelo sano, fuerte y brillante. Y nunca olvidar: los alimentos procesados y el alcohol que deterioran el sistema inmune y vuelven la piel más sensible a la luz solar, mientras la cerveza puede causar manchas en la piel.

NEVERA EMBELLECEDORA

– La vitamina A ejerce un papel esencial en la renovación de la piel y de las mucosas. Es esencial para los ojos y el crecimiento. Se encuentra en los alimentos de origen animal: hígado, grasas lácteas, huevo, lácteos completos. El beta-caroteno, precursor de la vitamina A en el organismo, es abundante en las verduras de hoja verde y de coloración rojo-anaranjado-amarillento (zanahoria, tomate) y en ciertas frutas (albaricoques, cerezas, melón, melocotón, nectarinas).

– El betacaroteno prepara la piel para obtener un buen bronceado aunque no se debe abusar de él ya que en cantidades desproporcionadas causa la aparición de un color anaranjado. Algunas fuentes son zanahorias, espinacas, mangos, tomates, melón y lechosa.

– El licopeno es el elemento principal del tomate y un poderoso antioxidante que ayuda al rejuvenecimiento de las células cutáneas. Se obtiene de la papaya, la patilla y la manzana.

– La vitamina E protege contra el envejecimiento evitando la acumulación de radicales libres. Algunas fuentes son el germen de trigo y su aceite, aceite de soja, germen de cereales o cereales integrales, aceite de oliva virgen, mayonesa, pasas y aceite de girasol, vegetales de hoja verde y frutos secos (avellanas, almendras).

POR PARTES

De acuerdo a Lisa Drayer, autora del libro The Beauty Diet (La dieta para la belleza) se deberían consumir los siguientes alimentos:

Para el rostro: agua y más agua. La piel es en el 70% este líquido vital, así que es esencial mantener al organismo todo y a ella en particular hidratada todo el día. El té verde contiene químicos benéficos que lo convierten en una infusión un filtro solar bebible.

Para las uñas: las espinacas son ricas en vitaminas del complejo B y de utilidad para ayudar a crecer las uñas en forma y fuertes. El yogurt también es esencial para el crecimiento saludable y la fortaleza de las uñas.

Para el cabello: el cabello es en el 97% proteínas y los pescados son una excelente fuente; además, su contenido de omega 3 es de ayuda para tener un pelo más brillante y bonito. Hay quienes creen que el sistema digestivo y su funcionamiento también influyen en el pelo, por ello, aliméntate con fibras para facilitar su proceso y la correcta evacuación de las toxinas y desechos resultantes.

Dientes: Las variantes fortificadas con vitamina D ayudan en la absorción del calcio, esencial para tener unos dientes fuertes y saludables. Las manzanas estimulan la producción de saliva, lo que constituye una de las mejores barreras de defensas naturales ante las bacterias y las caries.

RECETA PARA LA PIEL

-Un aguacate mediano y maduro, justo para comer.

-Un puñado de flores de jazmín.

Preparación

-Hierve las flores de jazmín en unos 200 cl. de agua por un minuto. Deja enfriar con las flores en su interior.

-Mientras, ve partiendo el aguacate para poder utilizar una de las mitades (la otra la puedes destinar, por ejemplo, a una ensalada).

-Una vez fría la preparación de jazmín, cuelas el líquido y lo mezclas con la mitad reservada del aguacate.

-Luego, con esta preparación resultante deberás cubrir tu rostro, cuello y parte del escote, y deja actuar por unos 20 minutos.

-Transcurrido el tiempo, enjuaga bien tu cara y cuello con agua fría. Una vez hayas retirado bien la pasta, pasa un cubito de hielo por la región tratada para cerrar los poros.

-Una vez realizada la cura, deja descansar la piel, libre de maquillaje, por un tiempo. Verás como tu cutis, cuello y escote están más sanos, nutridos y lucen más bonitos.

NOTA: una buena alimentación te dará salud. Y ya se sabe: la salud es bella

Agregar Comentario

Click here to post a comment