Inicio » Revista Dominical » Cosmética vegetal

Cosmética vegetal

    Compartir

Entre las mascarillas más utilizadas se pueden encontrar las realizadas a base de pepino, con usos muy variados como antiacné, hidratante y exfoliante. Eso sí: cuando prepares cualquier mascarilla a base de pepino, reserva un trozo en la nevera para, una vez que ya hayas puesto y retirado la mascarilla, cortar unas rodajas y ponerlas sobre tus ojos. De esta manera conseguirás que tus párpados y ojeras se descongestionen y se atenúen las arrugas, obteniendo un mejor resultado.

Mascarilla antiacné

– 2 cucharadas de yogur.

– ½ pepino.

– 4 hojas de perejil.

Preparación

Incluir los ingredientes en el vaso de la batidora y batir hasta conseguir una crema espesa.Limpiar el rostro y aplicar la crema, dejándola actuar durante quince minutos. Una vez pasado el tiempo, eliminar la mascarilla con agua.

Mascarilla exfoliante

– 1 pepino.

– 1/4 taza de miel de abeja.

– Unas gotas de limón

Preparación

Mezclar la miel con el limón y utilizarla para dar un masajefacial con movimientos circulares, siempre ascendentes. Una vez terminado, dejar la miel sobre la cara diez minutos.Pasado el tiempo, eliminar la miel con agua tibia y cubrir la cara con el pepino triturado. Dejar quince minutos y eliminar con agua.

 

Mascarilla de Ginseng

El ginseng es un potente antioxidante, rejuvenece la piel además de que la tonifica, estimulando la reparación celular. Para beneficiarte de esta planta puedes preparar una infusión en media taza de agua hirviendo y mezclarla con un poco de aceite de oliva y unas gotas de limón. Moja una toalla y limpia tu cara en las noches con esta agua, dejando en tu piel durante toda la noche.

Mascarilla de té verde

El té verde es un estupendo reparador celular, a la vez que desinflama y devuelve a la piel su lozanía. Prepara una infusión de té verde bien cargada en media taza de agua y mezcla con un poco de avena en copos, de modo que quede una mezcla espesa. Lava con esta agua tu cara cuando te bañes.

Mascarilla de aloe vera

El aloe es por excelencia una de las plantas más conocidas para la reparación de la piel, es un extraordinario regenerador celular, activa la regeneración de células en la piel combatiendo arrugas, piel marchita, manchas e inflamaciones.

Mascarilla de menta

La menta es una de las hierbas más populares en la belleza, tiene propiedades astringentes, es bactericida y refrescante. Se recomienda cuando la piel tiende a tener barritos o impurezas como puntos negros. Prepara una infusión de menta y usa una cucharada de esta infusión mezclándola con dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen. Limpia tu cara con esta mezcla.

Mascarilla de hierbabuena

La hierbabuena, además de ser calmante, repara la piel y la tonifica. La avena en granulo u hojuela remojada ayuda a remover impurezas de la piel cuando se usa como exfoliadora. Mezcla un poco de infusión de hierbabuena en una cucharada de avena y talla tu cara en las noches con esta mezcla.

Mascarilla de limón

El limón es astringente, bactericida, antioxidante, antihongos, desodorante y emoliente. Es un remedio efectivo para combatir acné, hongos, puntos negros, piel grasa y celulitis. En un recipiente exprime medio limón y usa este jugo para mezclarlo con dos cucharadas de yogur natural sin azúcar, una cucharada de avena y unas gotas de árbol de té. Mezcla muy bien y aplica en tu cara o la parte que desees sanar. Deja que actúe unosminutos y luego enjuaga con agua tibia y aplica una crema de aloe o miel.

Generoso aguacate

El aguacate, además de delicioso, contiene muchos nutrientes. El Omega-3, por ejemplo, es excelente para la piel y, gracias a su alto contenido en ácido fólico y múltiples vitaminas como la vitamina C, B6, A y E, se ha convertido en un gran aliado para dejar el rostro libre de impurezas y aportarle un extra de hidratación y luminosidad.Puedes obtener todos los beneficios del aguacate preparándote una mascarilla casera que te dejará la piel suave y elástica.Para lograrlo, necesitas sólo 3 ingredientes: un aguacate, una cucharada de miel de abeja y una cucharada de bicarbonato de sodio.Combina la cucharada de bicarbonato con unas gotitas de agua hasta formar una pasta. Masajea ligeramente tu piel con esta mezcla para limpiarla a profundidad y enjuaga con agua tibia.

Una vez que estés lista para recibir los beneficios del aguacate, machácalo con un tenedor (sin cáscara ni hueso) y agrega la cucharada de miel. Coloca una capa delgada de aguacate sobre tu rostro y déjalo actuar por 15 minutos antes de enjuagar con agua tibia. También se puede mezclar aguacate con unas gotas de aceite de oliva hasta formar una pasta homogénea. Sirve para humectar la piel en profundidad y a la vez actúa como un lifting natural.

CarmenMartin

Agregar Comentario

Click here to post a comment