La apertura tumba negocio a “paracos”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La apertura de la frontera con Colombia llevó a que las autoridades colombianas destruyeran los puentes ilegales sobre el río Táchira y la Policía Nacional de Colombia tomara el control de las trochas.

Según @radiocucuta, el gobierno colombiano cerró el negocio de las trochas a los paramilitares y piden a las personas que pasen por el Puente Internacional Simón Bolívar.

Sin embargo, muchos viajeros se niegan a tomar el paso legal, porque no cuentan con la documentación, alegaron a las autoridades colombianas.

El presidente Nicolás Maduro ordenó, el pasado viernes, la reapertura de los pasos por los tres puentes: Internacional Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y La Unión, pero sólo a pie, aún no se ha dado orden para el paso vehicular.

El protector del Táchira, Freddy Bernal, señaló que la Policía Migratoria llevará un registro del flujo migratorio venezolano junto con el Saime y la instalación de capta huellas para facilitar el proceso.

Desde la madrugada de este lunes hicieron cola cientos de venezolanos para movilizarse desde y hacia Colombia por estos pasos, mientras la policía colombiana impedía el tránsito por las trochas.

El comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, coronel José Luis Palomino, dijo a Radio Cúcuta que fortalecieron los controles para evitar el ingreso de irregulares. “No vamos a permitir el paso por ninguna de las trochas, en donde los grupos armados buscan fortalecer la ilegalidad”, indicó.

Señalaron los mismos viajeros, que los paracos cobraban entre 5 mil y 10 mil pesos para permitir el paso por trochas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print