FMI erró con la inflación venezolana en 9 millones de puntos porcentuales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Fondo Monetario Internacional (FMI) corrigió sus estimaciones de la inflación acumulada en Venezuela para el cierre de 2019, y tras haber afirmado que sería de 10.000.000 por ciento, ahora apunta que será menor a un millón por ciento. Nada más y nada menos que una diferencia de 9 millones de puntos porcentuales.

El descomunal margen de equivocación entre ambas cifras calculadas por el organismo internacional, encargado de aplicar rígidos planes de austeridad a los países miembros, despierta serias dudas sobre el profesionalismo, los métodos y los supuestos económicos, monetarios y fiscales usados para someter a las naciones a severos regímenes de fuertes impactos sociales, sobre todo en los sectores más pobres.

En las proyecciones para Venezuela, publicadas en su informe anual, ahora el organismo desestima su propio cálculo inflacionario de 10.000.000%, vaticinado para el cierre de este año. La nueva estimación prevista por el multilateral controlado por EEUU se ubica por debajo de 1.000.000%, un nivel que, según concluye, responde a la desaceleración en la inflación que muestra el país desde febrero.

“La economía venezolana sigue experimentando una hiperinflación, pero la inflación mensual ha bajado de manera muy importante a raíz de las medidas que ha implementado el Banco Central de Venezuela (BCV) de incrementar encajes, también por algunas operaciones en el mercado cambiario, en ese sentido, vemos una inflación significativamente más baja que la estimación de 10.000.000%, probablemente estemos viendo para el año 2019 una inflación anual que sea menor a 1.000.000%”, indicó Alejandro Werner director del FMI para el Hemisferio Occidental.

A semejante error de cálculo bastaría agregar que un estudio de la Oficina General de Contabilidad de los Estados Unidos (GAO en inglés, Government Accountability Office), citado por el diario argentino Página12, señala que el FMI solo fue capaz de anticipar el 11 por ciento de las crisis económicas ocurridas a nivel mundial en el período 1991-2001. En base a esos datos, para el caso de América Latina, no acertó ninguna. Por ejemplo, el FMI había pronosticado que Argentina iba a crecer 3,7 por ciento en 2001, cuando finalmente la contracción fue de 4,4. Más recientemente, el FMI a mediados de 2007, meses antes de que se viniera la gran crisis financiera global, había afirmando que no “había razones para preocuparse por la economía mundial”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
×
Publicidad