Dirigentes opositores desfalcaron Monómeros con extorsión y corrupción

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Una reciente investigación publicada por el diario colombiano La Libertad revela datos sobre prácticas de extorsión y desfalco a la empresa Monómeros Colombo Venezolanos, que vincula a Leopoldo López, Juan Guaidó, dirigentes partidistas opositores y la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional en desacato.

Publicidad

El trabajo periodístico señala que a través de Monómeros se extorsiona a empresarios con vacunas en dólares sobre la base de una supuesta ayuda para candidaturas opositoras a la presidencia de Venezuela, cuyos fondos van a las cuentas del dirigente de Acción Democática (AD), Henry Ramos Allup.

En la trama están también Julio Borges (Primero Justicia), Manuel Rosales (Un Nuevo Tiempo) y Juan Guaidó, todos bajo el control de Leopoldo López (Voluntad Popular).

La investigación señala que los registros migratorios muestran constantes viajes de lo dirigentes venezolanos a Bogotá cuyo fin era el lobby a empresarios en Colombia «y en una de las famosas visitas le ponen el ojo a Monómeros, donde a través de coerción y amenazas, exigen fuertes sumas de dinero a los directivos de la firma y a quienes busquen ser parte de la misma».

Añade el trabajo de investigación que la financiación de las organizaciones políticas venezolanas de oposición «se manejaba desde la Asamblea Nacional» a través de la Comisión de energía y petróleo donde participaron los diputados Jorge Millán y Tomás Guanipa.

«Se pudo constatar de fuentes de alta confidencialidad, que quienes deseen ser parte de la junta directiva deben pagar por adelantado a los congresistas venezolanos, supuestamente como ‘apoyo voluntario’ a una campaña presidencial» en Venezuela, donde los candidatos serían Ramos, Borges, Rosales y Guaidó, señala.

«Detrás de todo este entramado extorsivo, se oculta el cabecilla o líder de la politiquería que busca lograr sus propios intereses, evidenciando una injerencia desproporcionada en las decisiones de la empresa, se trata del excandidato presidencial Leopoldo López, del cual afirman  tiene realmente el control operativo de Monómeros S.A.», puntualiza.

Agrega que se conocen nombres de empresarios colombianos, venezolanos y directivos que poseen grabaciones en audio y video en los que se registra la entrega de altas sumas de dólares —de acuerdo a lo que devengan por nómina o contratos— a representantes de AD, bajo amenaza.

«El destino de dichos aportes sería la ciudad de Caracas, específicamente a las arcas personales del jefe político de dicho partido Henry Ramos Allup, y como último destino España para ser manejados por su testaferro», Alfredo Chirinos, relata el trabajo.

Refiere igualmente que Humberto Calderón Berti, «ex embajador» de Guaidó en Colombia, señaló haber presenciado reuniones en la sede de Monómeros donde presenció la extorsión de la que son víctimas los directivos de la empresa.

Estos encuentros a los que se refiere Calderón Berti, fueron con los dirigentes adecos Bernabé Gutiérrez, Alfredo Chirinos y el diputado de la Mesa de la Unidad Democrática Carlos Prósperi «los cuales manifestaron ser los representantes directos para actuar en nombre de Henry Ramos Allup».

Para sus objetivos, Ramos había designado a «un famoso empresario de su plena confianza» en un alto cargo en Monómeros, quien «es propietario de restaurantes y discotecas, que eran utilizadas como sede de las reuniones», sin embargo, fue despedido intempestivamente.

La investigación resalta que los informes anuales de Monómeros son maquillados para ocultar la inviabilidad financiera de la empresa prevista por la Superintendencia Colombiana de Asociaciones, considerando el déficit su flujo de caja y la pérdida de 30 millones de dólares en 2019.

«Los funcionarios a cargo de la dirección financiera demuestran poco conocimiento en el área porque son nombrados por los que pagan la extorsión tengan o no la capacidad y la preparación académica, esto ha generado la desconfianza del sector bancario ante la situación actual de la empresa», señala.

Esta directiva está bajo el control de gente cercana al partido de extrema derecha Voluntad Popular y autoridades del Parlamento en desacato quienes «se escudan en la crisis, el desabastecimiento de su pueblo por efectos de la ‘dictadura’ para beneficiar su insaciable ambición», resalta.

AVN

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
Publicidad