Arman para el 9-D protesta mundial contra EEUU

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Primer Congreso Internacional de Comunicación aprobó un plan de trabajo que contempla para el próximo 9 de diciembre una jornada de protesta en las capitales del mundo, “a fin de condenar las políticas injerencistas del imperialismo estadounidense en nuestra América”.

El congreso comenzó el pasado lunes y concluyó ayer en el Hotel Alba Caracas con la lectura de una declaración final suscrita por los 137 delegados provenientes de 35 países.

El citado documento contiene un plan de trabajo donde se explica que la jornada de protesta en las capitales del mundo se realizará el 9 de diciembre, por conmemorarse ese día los 195 años de la batalla de Ayacucho, confrontación armada desarrollada en Quinua, Perú, y que marcó la derrota final de España y su dominio en América del Sur.

El plan de trabajo aprobado por el congreso también incluye una jornada de movilización “en respaldo a la Revolución Bolivariana y contra el neoliberalismo, el día 27 de febrero del año 2020”. Ello en conmemoración del 31 aniversario de “la primera insurrección en Caracas contra el neoliberalismo”.

La tercera convocatoria del plan de trabajo es también para el año 2020 y se refiere a una movilización mundial “por la paz en Venezuela, en nuestra América y contra los planes guerreristas de Estados Unidos”. Las protestas proseguirán el 28 de junio del año venidero con “la jornada internacional de repudio a la doctrina Monroe, contra el bloqueo y demás medidas coercitivas, unilaterales”.

El congreso reflexionó sobre el modelo de comunicación concebido “desde los grandes consorcios capitalistas”. Al respecto, los delegados dejaron plasmado en la declaración final que ese modelo de comunicación “se ha constituido en una poderosa herramienta que invisibiliza la diversidad de pensamiento, proscribe el disenso, acalla a los pueblos y aspira a monopolizar la opinión pública al reducirla exclusivamente a las ideas sostenidas por las élites dominantes”.

En ese contexto, el congreso aprobó crear la Universidad Internacional de la Comunicación, concebida como “una comunidad de saberes a través de una plataforma de formación, investigación, producción de conocimientos y contenido para aportar al proceso de liberación de los pueblos”, según se leyó en el manifiesto final.

Mesa de trabajo

  • En la mesa principal del Primer Congreso Internacional de Comunicación, estaban sentados los ministros César Trompiz (Educación Universitaria), Blanca Eekhout (Comunas) y Eduardo Piñate (Trabajo), así como la primera vicepresidenta de la Asamblea Constituyente, Tania Díaz.
  • Blanca Eekhout tomó la palabra y resaltó lo clave que significa armar una red de redes con todos los movimientos sociales del continente, “para abordar la batalla que estamos enfrentando”. Llamó a recuperar “la comunicación humana, la unidad orgánica, para lograr el triunfo de los pueblos frente a ese imperio que se desploma”.
  • Tania Díaz cerró la plenaria anunciando que la Universidad Internacional de la Comunicación iniciará una primera fase en Cuba, Argentina, Nicaragua y México. Agradeció el trabajo en las ocho mesas de debate cuyos voceros expusieron sus conclusiones.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
×
Publicidad
×