Inicio » Papayapedia » La oficina debe ser amabale para producir

La oficina debe ser amabale para producir

Una investigación desarrollada en Inglaterra indica que tener una planta en la oficina ayuda a mejorar 15% de la productividad
    Compartir

ÚN.- El ambiente para trabajar es determinante para conseguir productividad, por eso la armonía entre el espacio y quienes desarrollan sus labores debe ser cuidada con mucho celo por una gerencia que esté en sintonía con los nuevos tiempos.

A muchos no les importará, pero estudios serios señalan que la decoración de una oficina o área de trabajo impacta en la salud de la actividad que se desarrolla. Toca el estado de ánimo y el rendimiento de los protagonistas de la producción cualquiera de sus órdenes.

Para encontrar mejores condiciones de trabajo hay cuatro ítems que deben ser priorizados a la hora de evaluar los espacios: la iluminación, los colores, el mobiliario y el toque natural.

Mira la luz. Cuando se habla de la luz debe recordarse que es la forjadora de la energía vital, generadora de la fotosíntesis y de los procesos vitales de la tierra.

Las fuentes de luz natural en el trabajo son indispensables para lograr un ambiente de frescura. Dígale sí a los ventanales en sus espacios.

Sin embargo, sea previsivo y tenga los mecanismos que le permitan regularla. Las persianas y las cortinas son elementos que además de aportar a la decoración permitirán atenuar la intensidad de la luz a diferentes horas del día.

Para muchos la oficina termina siendo la segunda casa donde se pasan más horas en ella despiertos, que en el calor del hogar, por eso el mobiliario debe ser acogedor y organizado de manera que genere paz y comodidad.
No olvide esta regla en el caso de los escritorios: más largos que anchos, con gavetas que permitan dejar despejada la parte superior y guarden materiales y documentos útiles.

Al escoger sillas busque comodidad sobre el look. Más cómodas que bonitas porque recuerde que los trabajadores estarán allí produciendo y ellas serán la garantía de que la gente se sienta cómoda durante su sesión de trabajo.

En el tema color está la clásica premisa de ir por los tonos claros como el blanco o el beige. No están negadas la combinaciones de colores, pero para ello consulte páginas expertas en colorimetría para obtener mejore resultados.

Y guinda del pastel: el toque verde. Preocúpese porque exista aunque sea una pequeña conexión con la naturaleza para atenuar la presencia tecnológica de estos tiempos. La presencia de plantas sirve para dos cosas: Armonizar y decorar.

Una investigación desarrollada en Inglaterra indica que tener una planta en la oficina ayuda a mejorar 15% de la productividad y aumenta los niveles de concentración.

Atienda estas recomendaciones y tendrá buenos resultados en el ambiente de trabajo y la productividad.