Venezuela acusa a Trump ante el mundo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Del 23 de febrero de 1961 al 4 de febrero de 1992 transcurrieron 31 años. En esas tres décadas hubo en Venezuela más de 150.000 víctimas de la represión puntofijista iniciada por Rómulo Betancourt, quien en aquella primera fecha sentenció con la consigna “disparar primero y averiguar después”, que se prolongaría hasta el dos de febrero de 1999, cuando asumió Hugo Chávez, quien le puso fin a la represión criminal al adversario político en nuestro país.

Publicidad

De esta forma, el hoy comandante eterno puso en funcionamiento su consigna “¡Por ahora!”, que soltó aquella noche- madrugada del 4F92. Además, de que se declaró responsable de la fracasada acción militar y eso lo hizo en el “país del yo no fui”, de ahí que se haya ganado el apoyo popular total, que hoy continúa dándoselo a Nicolás Maduro, gústele o no a los apátridas y a mister Trump.

Estos dos hechos están concebidos en el marco de nuestro signo político: el uno para luchar en contra del sometimiento de un pueblo que tiene la virtud de ser paisano de Miranda, Bolívar, Sucre y Chávez, obviando a muchos de nuestros próceres; por fortuna, el otro es ampliamente minoritario y responde a la genuflexión, el rastacuerismo, el arrodillamiento y el peor de todos los arrastramientos del ser humano, la traición, además, existen suficientes elementos, que demuestran que somos uno de los pueblos más consagrados por su libertad y la lucha que hemos dado desde la pisada de los primeros conquistadores, es demostración de ello. No hay que ampliar mucho para demostrar esta realidad.

Para avalar esta apreciación, nos referiremos a la denuncia que nuestro canciller Jorge Arreaza acaba de formular en La Haya contra ese mister Trump, quien se ha constituido en un enemigo hasta de su propio país, pues el Congreso acaba de asumir la decisión de poner en “cese el uso de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos para participar en hostilidades o en contra de Irán”, en tanto que el mismo “parlamento estadounidense declare formalmente la guerra a la nación islámica”.

Esta acción del canciller Arreaza Monserrat nos lleva a recordar al Libertador Simón Bolívar, cuando el 5 de agosto de 1829 le envió desde Guayaquil una comunicación al coronel británico Patricio Campbell, en la cual le anunció aquello de “Los Estados Unidos parecen estar llamados por la Providencia a plagarnos de miseria en nombre de la libertad”… Solo nos resta decir que Venezuela acaba de denunciar ante el mundo la criminalidad de Trump.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
Publicidad