Inicio » Opinión » Un año del Ejército Productivo Obrero

Un año del Ejército Productivo Obrero

    Compartir

Ayelen Álvarez.- Hace un año estábamos de nuevo en otra Batalla Productiva, encontrándonos nuevamente para el trabajo. Ya habíamos pasado por algunos encuentros donde nos habían preguntado sobre que creíamos que había que hacer para avanzar en la productividad del país y varias veces habíamos respondido como trabajadores de las empresas recuperadas de Venezuela, que había que ejecutar acciones que impulsen la producción en el país.

Los que nos encontramos sabíamos que mejor que decir es hacer, que no podíamos seguir esperando que otros hagan lo que podíamos hacer nosotros mismos.

Hemos demostrado que los trabajadores y trabajadoras tenemos la capacidad de solventar los problemas productivos que se nos presenten. Habíamos librado tres batallas y en las tres, habíamos terminado victoriosos, dejando las plantas con mayor porcentaje de capacidad operativa de la que tenían antes de nuestra intervención. Así fue que nació esta fuerza no convencional, para enfrentar esta guerra no convencional, el Ejercito Productivo Obrero.

En el EPO nos hemos dado  cuenta que nosotros somos parte de una clase social, la del pueblo que trabaja, la de mucha gente que tenemos algo en común: sufrimos las penurias de un sistema que necesitamos derrotar, transformar radicalmente, un sistema que promete progreso y libertad, pero solo nos trae pobreza, injusticia y sometimiento.

Este Ejército organizado viene luchando contra todos los vicios capitalistas, el burocratismo, la corrupción, el protagonismo, que se nos infiltran en cada instancia donde queremos forjar la nueva sociedad justa y amante de la paz.

Venimos librando batallas contra esos comportamientos que sin querer nos atrapan, el desgano, la apatía, la resignación.

Por eso seguimos convocando a todas las venezolanas y venezolanos con visión Revolucionaria, Chavista y Bolivariana alistados y que quieran alistarse como soldadas y los soldados en nuestro Ejercito Productivo Obrero, a seguir liberando nuevos territorios productivos y dejar en ellos sembrados en ellos nuestro Socialismo del Siglo XXI que estará lleno de trabajadoras y trabajadores honestos, inteligentes, con ímpetu, con valentía, con ingenio y destreza suficiente para que dejemos a una Patria libre y soberana para nuestros hijos y nuestros nietos.

Ayelen Álvarez
victorlaraoir@gmail.com

Agregar Comentario

Click here to post a comment