¿Se reconstruirá el proyecto chavista?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las líneas maestras del “socialismo del siglo XXI” que propulsó Chávez tenían mucho de positivo. Hoy está a la vista que el proyecto se extravió y fracasó, debido a diversos errores y faltas que se multiplicaron en el tiempo, sumados a la violenta oposición que sufrió desde sus inicios a manos de intereses internos y externos.

¿Podrá reconstruirse sobre mejores bases a corto o mediano plazo? Ello exigiría nuevos protagonistas e importantes rectificaciones.

Entre esas líneas maestras del proyecto destaca la idea de que la pobreza es inaceptable y puede y debe ser superada. Así mismo, que esta superación requiere de la intervención activa de los mismos pobres.

Chávez repetía: “para superar la pobreza, hay que darle más poder a los pobres”. Las condiciones de recursos naturales, equipamiento y talento humano de Venezuela hacían ciertamente viable, además de justa, una aspiración de este tipo. Y de hecho millones de personas mejoraron su situación socioeconómica desde 1999 hasta el año 2012.

Vinculada con lo anterior, estuvo la propuesta de ir más allá de la democracia representativa y alcanzar una democracia participativa, gracias a nuevos mecanismos como los referendos y las consultas obligatorias, así como nuevas instancias como los consejos comunales y las comunas, la cogestión laboral, el cogobierno escolar, entre otras.

En los inicios, también se realizaron grandes esfuerzos de cedulación e inscripción en el Registro Electoral de ciudadanos y ciudadanas que habían permanecido fuera del sistema.

Otro elemento fue la relevancia dada al control soberano sobre los recursos naturales propios y sobre las empresas consideradas estratégicas: evitar ser un país dominado por grandes corporaciones internacionales o monopolios privados nacionales. Junto a ello, la búsqueda de la unidad de América Latina, a partir del respeto, cooperación, grandes iniciativas económicas conjuntas, y un accionar político internacional coordinado. Observamos cómo en otras latitudes se van estableciendo estas alianzas o uniones regionales, y es fácil comprender que países como los nuestros si están dispersos tendrán menos peso y autonomía en el mundo, mientras que unidos podrán avanzar en su economía, ciencia, tecnología, cultura… Seguiremos.


Educadora
@AuroraLacueva
lacuevat@hotmail.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Lo más leído

Busca en kioskos o en la Tienda UN tu Guía Líder de Grandes Ligas con la información de los 30 equipos de la Liga Americana y la Liga Nacional, además del mejor contenido sobre los venezolanos de hoy y los más destacados desde que el Patón Carrasquel llegó a la hace 80 años.