Se levantó el Sur

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los temas para escribir y reflexionar hoy son demasiados, se atropellan unos a otros reclamando importancia, y no es para menos, el Sur se alzó con la incontenible fuerza telúrica de nuestro paisaje y se alzaron los pueblos de la Amazonia, del Caribe y de los Andes.

Se alzó el pueblo ecuatoriano en un solo grito. ¡No al paquete neoliberal salvaje del FMI! Bolsonaro permitió la quema de la Amazonia, 20 días ardiendo un millón de hectáreas y quedó al descubierto ante el mundo, Lula creció desde la cárcel en liderazgo y dignidad. En Perú se cayó la máscara del nazi Vizcarra, y allí están en crisis con su aporofobias y xenofobias. Pendientes de Honduras que algo está ardiendo con su neoliberal narcopresidente.

Ni hablar de Duque que mintió ante la ONU y fueron los mismos colombianos quienes se enardecieron contra la oligarquía mentirosa como el presidente Mendaz en su afán de atacar a Venezuela y ganar puntos en el concurso de perrito faldero del imperio que se disputa con todos los anteriores nombrados.

Macri logró el empobrecimiento de Argentina y el pueblo peronista Kirchnerista en la calle reclama su salida. Mientras Bolivia, Cuba, Venezuela y Nicaragua, aguantando como buenos patriotas, pueblos unidos bajo la bandera de la Libertad, la igualdad y el bolivarianismo martiniano, indigenista y sandinista. Venceremos y seremos atalaya para los pueblos del mundo.

Símbolo de la venezolanidad: saltó Yulimar, como gacela arrebatando de un solo brinco el oro al mundo para su patria, con su bandera portada con orgullo. Yulimar, una muchachita que lleva en las venas sangre de Juana la Avanzadora, de Luisa Cáceres de Arismendi y de Josefa Camejo.

Mucho más está pasando en este trópico, buenas nuevas de gritos de Ana Karina Rote en el aire del Sur, el canto de Juana Azurduy, la capitana del Perú. ¡Y los otros que fracasaron en sus alianzas hegemónicas están siendo enjuiciados, descubiertos y en caída libre! Esos ya están muertos, de los tiranos del norte no es importante ocuparnos como dice la biblia, dejemos que los muertos entierren a sus muertos.

Nosotros sigamos de fiesta porque el Sur se alzó y ya no hay vuelta atrás.

Magistrada Emérita del Tribunal Supremo de Justicia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
×
Publicidad