Inicio » Opinión » El reto del 20M

El reto del 20M

    Compartir

Aurora Lacueva.- El próximo 20 de Mayo se nos presenta la oportunidad de decidir sobre nuestro destino, eligiendo al próximo presidente. No tenemos por qué ser espectadores callados e inertes del drama que estamos viviendo: ese día podemos expresar nuestra voluntad de manera organizada y pacífica. Hay que dejar oír nuestra voz. Es verdad que las condiciones electorales no están a la altura de la democracia participativa plasmada en nuestra Constitución, pero a pesar de ello resultan aceptables, y a lo largo del proceso de votación existen diferentes mecanismos de seguridad. Además, recordemos que se vota con la cédula y no con ningún otro carnet, y que nadie puede saber por quién hemos votado. La clave para evitar un fraude está en tener testigos en todas o casi todas las mesas, cosa que los candidatos principales pueden lograr.

Diversas circunstancias y acciones nos han conducido hasta la negativa situación económica y política actual. Buena parte de la oposición tiene su cuota de responsabilidad, con su conducta antidemocrática y sus guarimbas, mientras que poderosos factores internacionales han contribuido con sus sanciones económicas. Pero a quien más le toca responder por lo que ha pasado es al gobierno, que ha acumulado políticas equivocadas en un ambiente de corrupción, sectarismo y poca eficiencia, hasta llevarnos a esta tormenta de hiperinflación, baja de la producción petrolera, cierre de empresas y fallas masivas de servicios públicos.

Salir del foso donde hemos caído exige cumplir un conjunto coherente de acciones acertadas. No creo que el presidente Maduro pueda liderar tal proceso. En su campaña, promete un florecimiento económico luego de su reelección, y menciona medidas como tener “mano dura” contra el alza de precios y dar créditos a la producción. Pero la hiperinflación es un fenómeno terrible, que no se resuelve con “mano dura”. Y los créditos que el gobierno puede ofrecer son pequeños, mientras su capacidad de atraer financiamiento externo es muy baja. Sin embargo, Venezuela tiene potencial: no hay razón para estar sufriendo este desastre.

En la actual coyuntura opto por la propuesta de Henri Falcón, para un gobierno amplio, sin retaliaciones, y que empiece a recuperar la economía evitando perjudicar a las mayorías.

Aurora Lacueva

lacuevat@hotmail.com

Agregar Comentario

Click here to post a comment