Primer año

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El pasado 20 de mayo se cumplió el primer año del aplastante triunfo del Presidente Obrero, Nicolás Maduro Moros, quien fue ratificado con 6.190.612 votos que lo mantendrán en la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela hasta el 2025, para despecho de Mr. Trump y los restos del puntofijismo acá en nuestra querida Venezuela, cuyo representante genuino, Henry Ramos Allup obtuvo 1.917.036 votos, que si los consideramos seriamente, constituyen una gran votación.

Son votos duros de los adecos que se niegan a desaparecer definitivamente y con ellos están consolidados ante el imperialismo yanqui, que es el que les paga las cuentas desde aquellos días en que era embajador de USA en Caracas, Frank Corrigan, y fue quien invitó a los Estados Unidos a Rómulo Betancourt y Raúl Leoni y después al entonces mayor, Marcos E. Pérez Jiménez, precisamente los que iban a tumbar al gran demócrata y G/D Isaías Medina Angarita, pues USA no le perdonaba su Ley de Hidrocarburos, a la cual unió la del ISR y la Reforma Agraria, acompañado todo de los Bloques de El Silencio.

De paso tenía militantes comunistas en su gobierno. Eso no era ni es permitido por la United State ni ayer ni hoy… pero ahí está la historia…


La misma historia que nos lleva a repetir las palabras pronunciadas por el propio Medina Angarita: “Por mi causa jamás en Venezuela ha habido ni un exiliado, ni un preso político, ni un partido disuelto, ni un periódico clausurado, ni una madre que derrame lágrimas por la detención o el exilio de un hijo”.

Pudieron Betancourt, Leoni, CAP, Caldera, Luis Herrera, Lusinchi decir algo semejante, obviamente, NO. En sus gobiernos imperaron aquellas emitidas por Betancourt al inicio de su segundo gobierno: “Disparar primero y averiguar después” que concluyeron cuando llegó Chávez.

Este lunes 20 de mayo hubo manifestaciones a nivel nacional, se tomó fiesteramente a Caracas. En los días previos, el mismo Maduro se encargó de estar al lado de las FANB, ésas que han demostrado que Hugo Chávez rescató la memoria del Padre Libertador Simón Bolívar.

Hay un pico largo por encima de los dos millones de apartamentos o viviendas entregadas; también vamos para los tres millones de milicianos; las graduaciones se dan a granel y los pensionados están por encima de los cinco millones; y ya en Europa está cambiando el criterio sobre lo qué pasa en Venezuela. Ante todo, nos preguntamos, qué piensa hacer España con esa joya que tiene en su embajada…


Historiador

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print