Inicio » Opinión » Poder vs. ocupación

Poder vs. ocupación

    Compartir

María Alejandra Díaz.- Colombia, el Israel de América e instrumento del Sionismo (OTAN), intenta colonizar Venezuela, aplicando la «geometría de la ocupación» (Weizman). Según esta doctrina, no es suficiente ocupar el territorio nombrándolo y legalizándolo, hoy se ocupa un espacio controlando lo que circula y se mueve por el territorio (poblaciones y bienes).

La invasión además del mundo material, coloniza el inmaterial o incorpóreo, fabricando otros arreglos. Se disocia lo real a través de dispositivos y categorías jurídicas, políticas, sociales y culturales. Deconstruyen realidades y sus ritmos que terminan desorientando y paralizando a los habitantes. La guerra deviene en intensiva: circulación, desplazamiento y velocidad (hiperinflación inducida).

Frente al ataque a nuestra moneda, compra de inmuebles, ocupación de territorios, bloqueos en carreteras, desplazamiento de campesinos, robos y demás actos criminales planificados por la oligarquía colombiana, debe imponerse la Geometría del Poder: lo real versus el valor de lo efímero.

Chávez generó otra geometría, relacionada con el suelo y el espacio, potente de vida y seguridad, de soberanía concreta: El punto y círculo que asegura la auto sustentabilidad, la Territorialización de la lucha. Nadie puede luchar ni defenderse por ti. Y la plantea desde el plano inmanente de la tierra: arreglo del territorio de acuerdo a las necesidades, eco-política de construcción de poder real soberano, de donde emerge el Estado Comunal.

Debemos oponer nuestra geometría del poder productivo, donde defendernos sea poblar productivamente, a aquella que pretende desalojarnos, arrinconarnos e imponer una velocidad de circulación externa a nosotros, a nuestra soberanía, imponiéndonos una demografía dominada. La invasión intensiva de minorías criminales convertidas en mayoría cualitativa, genera otra idiosincrasia que afecta al Estado y su territorio.

Así funciona la globalización, desarticula la Nación e integra bajo sus esquemas financieros, monetarios, rompiendo el tejido social y nuestro perfil económico ¿país petrolero a post petrolero? en una práctica económica canibalizante y canibalizada. Esta guerra híbrida afecta nuestros acervos e historia, por eso amerita revisarse urgentemente el Título VII de la CRBV en aras de fortalecer y desarrollar una nueva Doctrina de Seguridad y Defensa de la Nación.

María Alejandra Díaz

@AveledoUnidad

Agregar Comentario

Click here to post a comment